Retorno

Gioja: "Volver es una palabra muy grande en la que caben todos los sanjuaninos"

Visiblemente emocionado, el gobernador agradeció a todos los que lo apoyaron en su recuperación y pidió que los sanjuaninos trabajen juntos. 'Volví porque ya no sabía estar en otro lugar que no fuera San Juan'.
viernes, 07 de febrero de 2014 21:14
viernes, 07 de febrero de 2014 21:14

Emocionado hasta las lágrimas, el gobernador José Luis Gioja pronunció su primer mensaje en su retorno a Casa de Gobierno tras el accidente del helicóptero de la Gobernación, el pasado 11 de octubre en Valle Fértil y en el que perdió la vida la diputada nacional Margarita Ferrá de Bartol.

Secundado por su gabinete y acompañado por su esposa Rosa y sus hijos Camilo, Gastón y Flavia, el mandatario se sentó en la silla que solía ocupar en las conferencias de prensa en la sala Rogelio Cerdera.

"Sólo les pido que si lloro, se rían para que me ponga mejor", fue lo primero que pidió a los funcionarios, familiares y periodistas que colmaron la sala.

 

"Hace poco menos de cuatro meses, el destino quiso que me fuera sin despedirme de ustedes, de los sanjuaninos y hoy vuelvo con la emoción, con mi corazón abierto y con todo el ballage de lo que significa volver a nuestra patria chica. Solo la gente del interior sabe lo que significa vivir en una provincia como ésta, San Juan. Primero que nada quiero decirles que volví porque ya no soy capaz de escuchar ninguna otra voz que no sea la de mi corazón y mi corazón está puesto acá con toda mi gente, con mi paisaje, con mi tierra querida", señaló.
 
Con los ojos llenos de lágrimas, recitó unas estrofas de "San Juan por mi sangre" y se quebró al decir: "con mis seres queridos/ allí quisiera estar/ después que Dios decida/ San Juan, San Juan, San Juan".
 
A continuación resaltó que "volver es una palabra grandota, muy grande en la que caben todos los sanjuaninos".
 
Gioja agradeció a los médicos del hospital Rawson y del Hospital Italiano y a su gabinete por el trabajo realizado en su período de recuperación. "Gracias Sergio (Uñac) por tu gran trabajo", resaltó. También se refirió a su familia: "agradezco a mi esposa Rosa, a mis hijos y hermanos que me dieron el soplo vital para no dejar esta tierra".

"Derramé un lagrimón cada vez que pedí a Dios que los ayudara", dijo con la voz entrecortada. "Voy a seguir peleando con más fuerzas y ganas, con la cabeza a pleno y a 1000 por hora y en unas semanas tendré el físico de antes o tal vez mejor, para salir a caminar por las calles", remarcó.
 
"Repasé todo lo que tenía que hacer y que tal vez quedaba inconcluso y ahora sé que lo tengo que hacer. Quiero convocar a todos los sanjuaninos, sin distinción, a trabajar, para que San Juan sea la provincia más linda de todas", exclamó elevando la voz, al cerrar su mensaje en medio de un caluroso aplauso.

 


Comentarios