Investigación

Homicidio de una mujer en Chimbas: avanzan en las testimoniales y esperan un estudio determinante

La causa continuó con declaraciones testimoniales de tres personas, dos policías que intervinieron en los primeros momentos del hecho y un ex cuñado que brindaron sus palabras.
jueves, 2 de noviembre de 2023 14:55
jueves, 2 de noviembre de 2023 14:55

El 18 de diciembre de 2020, Villa Ramos, en Chimbas, se conmocionó por la muerte de una mujer de 60 años que fue brutalmente asesinada. Se trata de Hilda Rosa Tobares, quien perdió la vida presuntamente en un episodio vivido con quien era su pareja, Jorge Baraona Salazar, a causa de heridas cortopunzantes.

Ahora la causa continuó con declaraciones testimoniales de tres personas, dos policías que intervinieron en los primeros momentos del hecho y un ex cuñado que brindaron sus palabras. Además, desde Fiscalía se solicitó un estudio que será clave para la investigación. 

"Estamos terminando con la ronda de testimoniales (...) A la vez estamos esperando el informe de Delitos Complejos que se han remitido a distintas compañías de teléfonos celulares, porque pedí al Tribunal la geolocalización de dos teléfonos de Baraona, el suyo y el del padre, y el de la víctima; de los días 17 y 18 de diciembre", contó el fiscal a cargo de la investigación, Daniel Galvani, a Diario La Provincia SJ.

Al momento de comenzar la investigación, desde la Policía se detalló que no se encontraron rastros de violencia en las puertas y ventanas con lo cual hacía suponer que la víctima conocía al victimario. Además no se robaron nada del lugar y sobre la cama se encontró dos cuchillos, uno de estos tipo carnicero que habrían sido usados para ultimar a la mujer.

"La medida está fundamentada en la circunstancia de las declaraciones del propio imputado y de testigos", agregó Galvani. El representante del Ministerio Público Fiscal detalló además, que uno de los aspectos clave que se conocieron a partir de las declaraciones, fue el brindado por uno de los policías. 

"Uno de ellos realizó una requisa al momento de la detención, en el vehículo, y encontraron un trozo del papel donde estaba el número de teléfono de la víctima y la dirección de email", adelantó. 

La víctima tenía signos de que intentó defenderse y por eso le quedaron las manos heridas. Los gritos pidiendo ayuda fueron los que alertaron a una vecina que rapidamente llamó al 911 pero cuando la policía llegó ya había muerto.

 

Comentarios