Declaración

Desde el Arzobispado dijeron que podrían dejar sin efecto la compra del inmueble

El abogado Rubén Lloveras indicó que todo el proceso se hizo con una escribana y que no se advirtió en su momento lo que denunciaron los hijos del vendedor.
lunes, 9 de agosto de 2021 10:14
lunes, 9 de agosto de 2021 10:14

El viernes pasado un escándalo se desató entorno a la compra de un inmueble por parte del Arzobispado. La familia del vendedor adujo que este último no estaba bien en su salud mental y que hubo un aprovechamiento de esto, con lo cual denunciaron al obispo auxiliar, Carlos María Dominguez, por estafa.

Desde el Arzobispado, el abogado Rubén Lloveras, indicó que no se conocía que el vendedor tenía esa condición y eso "llamó la atención" una vez que conocieron a través de la prensa que había una denuncia de los hijos.

"Nos llamó la atención que la persona que había vendido tiene algún trastorno psicológico que habría repercutido en la venta", explicó Lloveras en AM1020.

Luego el abogado explicó que de ser así como dicen los hijos, no hay ningún inconveniente de dejar sin efecto el convenio de compra-venta. "La postura del Arzobispado es que si la persona dueña del inmueble tiene alguna alteración, dejaremos sin efecto la compra", señaló.

El proceso fue realizado en su momento con una escribana que se contactó previo a la operación "en varias oportunidades" con el vendedor para requirir la documentación "y esta persona entendía perfectamente lo que se le estaba pidiendo para los trámites habituales y normales de este tipo de procedimiento".

Además señaló que la escribana no observó "en ningún momento" algún "elemento que pudiera hacer saber que esa persona tuviera algún inconveniente psiquiátrico".

"La idea del Arzobispado es intentar no perjudicar a ninguna persona de ninguna manera", aseguró el abogado poniéndose a disposición de la Justicia "como corresponde" y allí dar su versión de los hechos.

 

Comentarios