Judicial

El juez Rodríguez ratificó por qué anuló el Juicio Abreviado a Pereyra: "habían cabos sueltos"

El juez de Garantía indicó que el imputado no era consciente de que la pena era de cumplimiento efectivo en el Servicio Penitenciario Provincial y no en su casa como pensaba.
viernes, 27 de agosto de 2021 09:32
viernes, 27 de agosto de 2021 09:32

"Habían cabos sueltos". Con esas palabras, el juez de Garantías Federico Rodríguez ratificó por qué anuló el juicio abreviado contra Roberto Carlos Pereyra, el hombre que atropelló y mató a un changarín en el límite entre Rivadavia y Rawson.

El hombre manejaba su auto por calle Agustín Gómez cuando atropelló a Rafael Arnaldo Morales. Producto del impacto, este hombre murió y pese a que el conductor huyó, luego pudo ser detenido. Este jueves, la fiscalía y la defensa habían acordado 3 años de prisión en el Servicio Penitenciario Provincial, sin embargo el juez decidió no conceder este pedido a partir de una situación que advirtió en pleno proceso. 

"Cuando me hacen la presentación, el fiscal me solicitó 10 años de inhabilitación para conducir y 3 años de cumplimiento efectivo en el Servicio Penitenciario Provincial. La abogada defensora me manifestó estar de acuerdo pero solicitó una detención domiciliaria, en su hogar", comenzó explicando el juez en radio Sarmiento.

Luego indicó que tras escuchar a ambas partes, le preguntó al imputado si estaba de acuerdo y acá se dio los planteos inesperados. El magistrado destacó que se tiene que bajar "todo al procesado, si entiende lo que va a pasar, y si está de acuerdo".

"Tenemos que bajar el resultado a lo más llano posible para que la persona entienda todo. No puede quedar nada suelto del acuerdo. Cuando le pregunto si aceptaba las pruebas, la calificación, me dijo que sí. Cuando le dije de ir al Servicio Penitenciario Provincial, me contestó 'supongo que me cabe la detención domiciliaria'. Cuando me manifestó eso, quedó grabado en la audiencia, y se lo volvió a preguntar y me volvió a reintegrar lo mismo", explicó el juez.

Es por esto, que el magistrado entendió que él no estaba acordando lo que decía la fiscal y la defensa, porque no era consciente de que la pena era ir a la cárcel no a su casa. "Estaba el cabo suelto de donde iba a cumplir", subrayó.

"Cuando las pautas del acuerdo del juicio abreviado no son claras y no se expresa la voluntad del imputado en la causa, se solicita un cuarto intermedio y rechacé el acuerdo de juicio abreviado. Mantuve lo de la audiencia del lunes y notifiqué a las partes", señaló. 

Ante esto el Fiscal y la Defensa hicieron una apelación pero la parte querellante estuvo de acuerdo con la decisión del juez porque consideró que "no estuvo claro tanto para el imputado como para la víctima" lo acordado. 

Todo quedó filmado y digitalizado en un cd que se expedirá ahora tras la audiencia por el Tribunal de Apelación. Éste tiene que desgrabar la audiencia y expedirse.

"Tenemos la obligación como jueces de garantía de bajar las partes técnicas y explicar lo más simple posible lo que se está acordando. El que termina acordando es el imputado. Tenemos que velar por todas las garantías constitucionales, tanto del imputado como de la víctima", puntualizó señalando que le parece "enriquecedor que estos temas se hablen en la sociedad porque antes nadie hablaba de un juicio abreviado y eso se da gracias al nuevo sistema judicial".

Finalmente señaló que la abogada había manifestado que iba a pedir la domiciliaria una vez que se definiera el fallo porque su defendido tenía una pierna 5 centímetros más corta que la otra. Sin embargo, el imputado no habría estado consciente de que iría preso al penal y que la posibilidad de domiciliaria no estaba confirmada.

Comentarios