Testimonio

Les robaron y quemaron el auto, en Ullum: "ahorramos 5 años para tenerlo"

Si bien actualmente se desarrolla una investigación para dar con los responsables de cometer el hecho delictivo, hasta el momento no tienen novedades y la familia busca una solución en medio del dolor. 
sábado, 21 de agosto de 2021 09:00
sábado, 21 de agosto de 2021 09:00

Una familia de Ullum atraviesa momentos de tristeza y miedo después de un robo que los dejó 'a pie'. Se trata de los Cortéz, padres de dos niños, quienes el pasado jueves denunciaron que les llevaron el auto de la puerta de su casa en el interior de Villa Ibáñez y tras una intensa búsqueda, el vehículo apareció desmantelado y prendido fuego en un descampado de La Bebida, en Rivadavia. 

Con trabajo y sacrificio, la pareja había ahorrado durante años, de changas y la venta de empanadas, para obtener el vehículo y así 'laburar' con mejores condiciones, si embargo ahora el hecho delictivo los vuelve a poner en el punto cero. El auto era un Fiat Palio y aseguran que en la zona donde viven jamás había ocurrido algo de semejantes características. 

"Ahorramos durante cinco años para el auto. Mi marido hacía changuitas y yo vendo empanadas los domingos, es mucho sacrificio, hace dos años que lo teníamos. También lo usábamos para trabajar porque él es albañil y cargaba herramientas y se iba a trabajar con compañeros que llevaba y le ayudaban a pagar la nafta. Pienso en cómo nos vamos a organizar ahora, hacíamos delivery en el auto, es una pérdida muy grande y emocionalmente estamos destrozados", comenzó relatando Fátima Cortéz, esposa del dueño del auto, a Diario La Provincia SJ. 

Si bien actualmente se desarrolla una investigación para dar con los responsables de cometer el hecho delictivo, hasta el momento no tienen novedades y la familia busca una solución en medio del dolor. 

"En Villa Ibáñez nunca a pasado esto, a veces solíamos dejar las llevar y nunca nos pasó. Habíamos vuelto del médico, me bajé del auto y no retiré las llaves. Mi marido se levantó para irse a trabajar, desayunó y cuando salió afuera el auto ya no estaba. Mi vecina dijo que el auto había chocado, creía que era mi marido pero no, hay una garita y el ladrón al pechar el auto dio contra la garita. De ahí se lo llevó, de la puerta de la casa", agregó la mujer aún sorprendida por lo que pasó. 

Tras el robo, la familia radicó la denuncia en sede de Comisaría 15ta, de la que viven a 200 metros, y posteriormente en la Central de Policía. Sin embargo, con el correr de las horas obtuvieron el final que menos esperaban en medio de la esperanza porque el auto apareciera. 

"Somos una familia grande así que fueron por sus propios medios a buscar por el lado de Punta Negra y demás. Vecinos nos ofrecieron las cámaras y en una de esas es cuando está la única foto de lo que registró una de las cámaras. Después nos mandaron un audio diciéndonos que había un auto en un descampado en La Bebida que lo habían desmantelado e incendiado. Un primo fue y verificó y era el auto", recordó Fátima. 

Y agregó: "Una vecina nos mandó un audio que el día anterior andaba una camioneta Ford color blanca, despacito pasado por el frente de nuestra casa y se paraba a unos 20 metros y se quedaba ahí", contó, además de revelar que las cámaras también habrían captado a un hombre que mantenía una actitud sospechosa momentos antes del robo, información que pusieron a disposición de la policía. 

"El miedo es lo que nos queda, sobre todo. Mi hija no podía dormir, estaba muy asustada, lloraba y decía '¿Por qué Dios, por qué nos pasa esto?', escucharla decir esas palabras nos destroza, tiene 11 años", finalizó la víctima. 

Comentarios