Testimonio

Madre del joven asesinado en el Asentamiento Evita: "le quitaron la vida a mi hijo sin que él les haga nada"

Este viernes se realizó una inspección ocular en el lugar de los hechos y su madre recordó lo ocurrido aquel día.
viernes, 20 de agosto de 2021 22:30
viernes, 20 de agosto de 2021 22:30

Este viernes se llevó a cabo una inspección ocular en calle Sarmiento, al ingreso del Asentamiento Evita, en La Bebida, Rivadavia, donde Marcos Ariel Tejada de 20 años, que según la versión que Fiscalía expuso, fue atacado con un palo en una situación de robo y tras agonizar durante una semana, falleció.

Por el hecho hay dos personas detenidas y tras revivir lo ocurrido en la inspección ocular llevada a cabo por la Justicia, su madre Mónica Tejada, habló con Diario La Provincia SJ y expresó: "Lo que quiero realmente es justicia, yo sé que no me van a devolver la vida de mi hijo pero quiero que hagan justicia y que les den cadena perpetua porque es eso lo que ellos se merecen. Son unos asesinos, le quitaron la vida a mi hijo sin que él les haga nada, me asaltaron a mi, me quisieron quitar de mi bolso, si hubiese sabido que iba a pasar algo tan grande dejaba que me lleven el bolso". 

La mujer contó que el hecho ocurrió cuando ella había cerrado el negocio que tiene en el lugar y llevaba en su bolso ocho mil pesos. Sumida en el dolor por la pérdida del joven, lo recordó. "Marcos era un niño que no se metía con nadie, un niño bueno, que me ayudaba a atender el negocio, nunca tuvo problemas con nadie y menos con ellos porque no se conocían. Por eso es mi dolor, por qué le hicieron esto", agregó al respecto. 

Los detenidos fueron identificados como Horacio Heredia y Marcelo Villegas, quienes este lunes fueron imputados por Homicidio Simple, estipulado en el artículo 79 del Código Penal. La fiscalía pidió un año para realizar la investigación y 6 meses de prisión preventiva para ambos. El juez resolvió consecuentemente a ese pedido y fueron trasladados al Penal de Chimbas.

"Iba con mi hijo y mi nuera, me arrebataron, me dieron un palo en la cintura y mi hijo nos empujó y nos dijo '¡Corran!', yo corrí a pedir auxilio y cuando volví ya estaba tirado en el suelo. Yo gritaba y decía 'mi hijo está muerto'. Cuando yo corrí no había nadie, cuando volví él ya estaba tirado. Ellos sabían que yo pasaba por ahí (...) cerré el negocio y mi hijo me dijo 'Mamá, yo te voy a acompañar' y en eso nos fuimos. Nunca me imaginé en ese momento lo que iba a pasar", recordó la mujer sobre aquellos minutos de terror. 

"Tengo mucho miedo, en la noche no duermo. Ellos son asesinos porque asesinaron de una manera brutal a mi hijo que yo nunca me imaginé, todo por un arrebato de un bolso, ellos sabían que yo pasaba a esa hora y ya me venían campaneando. Ellos estaban bien, no se veían mal, ebrios, ni nada. Lo único que pido es justicia y que les den cadena perpetua, que no les den 10 ni 15 años porque al tiempo salen y siguen haciendo lo mismo, si le quitaron la vida a mi hijo no les va a importar quitarles la vida a los demás. Yo no voy a descansar tranquila hasta que llegue el momento del juicio", cerró. 

Comentarios