Judicial

Se entregó el conductor que atropelló y mató al changarín: aseguró que no escuchó el impacto

Se trata del conductor del auto que atropelló y mató al joven de 28 años, y que huyó del lugar. La tragedia ocurrió en Pelegrini y Agustín Gómez, en Rivadavia.
jueves, 10 de junio de 2021 13:00
jueves, 10 de junio de 2021 13:00

El pasado domingo en la noche, una tragedia enlutó a una familia de Rivadavia, cuando un changarín de 28 años fue atropellado por un automovilista que se fugó del lugar tras el impacto. Por el golpe, el joven murió y de inmediato se comenzó con una búsqueda para dar con el responsable del hecho. 

Sin embargo, este jueves en la mañana, el conductor se entregó ante la justicia, en compañía de una abogada defensora y quedó detenido por el hecho. 

"Recién se entrega y se puso a disposición de la justicia. Él declaró que pasó eso ahora y que las condiciones del auto condicen con los medios, pero en ningún momento escuchó el impacto ni nada, así que le llama la atención eso. Sin perjuicio de ello nos ponemos a disposición de la Justicia", señaló su abogada defensora María Filomena Noriega, a Diario La Provincia SJ. 

Este martes, la Policía de San Juan secuestró un auto Renault 12 que podría haber estado implicado en el siniestro vial que terminó con la vida de un hombre, el domingo por la noche. El vehículo estaba en una vivienda en el barrio FOECYT, en el departamento Pocito, y será peritado para confirmar pruebas o descartarlo y continuar con la búsqueda, de acuerdo a fuentes policiales.

El siniestro vial con consecuencias fatales conmocionó este lunes a San Juan. Un joven de 28 años de edad fue embestido por un auto tras bajar del colectivo, mientras caminaba por la calzada, y fue arrastrado alrededor de 20 metros. La víctima fue identificada como Rafael Arnaldo Miranda Morales, un changarín padre de 4 chicos de 11, 8 y mellizos de 2 años.

El hombre era oriundo del asentamiento La Paz, en Rivadavia, y producto del fuerte impacto murió en el lugar, generando conmoción especialmente en la gente que vive en la zona. Tras este siniestro, el auto siguió su recorrido y en ningún momento se detuvo para prestar asistencia o entregarse a la policía.

Comentarios