Judicial

Crimen de la mujer en Chimbas: pidieron una ampliación de indagatoria para el detenido

Se trata de Jorge Jorge Baraona Salazar detenido por la muerte de la mujer de 60 años, Hilda Tobares.
viernes, 30 de abril de 2021 15:00
viernes, 30 de abril de 2021 15:00

El pasado 18 de diciembre, el crimen de una mujer de 60 años conmocionó en Villa Ramos, Chimbas, donde una vecina vio acostada en una cama llena de sangre a una mujer y avisó a la policía. Más tarde se supo que se trataba de Hilda Tobares, de 60 años, quien habría sido asesinada con heridas cortopunzantes. El cuchillo se encontró al lado de ella, en la cama. 

En este marco, un hombre quedó detenido ya que habría sido señalado por una vecina como la persona con quien Tobares habría iniciado una relación y que, aparentemente, solía frecuentarla. El detenido es Jorge Baraona Salazar, sobre quien en las últimas horas la abogada Filomena Noriega se constituyó en su abogada defensora y ya tomó nuevas medidas.

“Asumí la defensa, estamos esperando el resultado de ADN al cuchillo y se ha solicitado una ampliación de indagatoria para mi defendido. Hablé con la familia de él, ellos alegan que jamás estuvo con la mujer, que en algún momento anterior habían tenido un pequeño romance pero no que la mató”, indicó la letrada a Diario La Provincia SJ. 

En este marco la abogada explicó que la detención a Baraona Salazar se dio después de que la pareja "estaba intercambiando mensajes”, y desde la aprehensión se encuentra alojado en el Servicio Penitenciario. 

La causa quedó en el Quinto Juzgado de Instrucción y ahora pasó a la Unidad Conclusiva de Causa. “En base a los resultados que de ADN, podemos pedir solicitar otras medidas”, señaló Noriega sobre sus nuevas acciones. 

El comisario Carlos Avellá había indicado que no se encontraron rastros de violencia en las puertas y ventanas con lo cual hacía suponer que la víctima conocía al victimario. Además no se robaron nada del lugar y sobre la cama se encontró dos cuchillos, uno de estos tipo carnicero que habrían sido usados para ultimar a la mujer.

Además indicó que ella tenía signos de que se intentó defender para evitar la muerte y por eso le quedaron las manos heridas. Los gritos pidiendo ayuda fueron los que alertaron a una vecina que rapidamente llamó al 911 pero cuando la policía llegó ya había muerto.

 

Comentarios