Investigación

Muerte del bebé en Pocito: las 5 claves de la defensa de la familia para investigar al médico

Tras la excarcelación del pediatra, beneficio al que podrá acceder con el pago de una fianza de más de un millón de pesos, la defensa de la familia del bebé fallecido comenzará la investigación para ir a juicio contra el médico.
jueves, 24 de septiembre de 2020 08:00
jueves, 24 de septiembre de 2020 08:00

El pasado 12 de julio, San Juan se conmocionó con la muerte de un pequeño niño tras un grave estado de salud, en Pocito. Era Mirko Figueroa, de 1 año de edad, quien fue atendido en el Hospital Federico Cantoni de aquel departamento y luego enviado nuevamente a su casa con un diagnóstico de anginas.

Sin embargo la salud del pequeño se agravó hasta perder la vida. Tras la autopsia se reveló que falleció por un por un cuadro agudo abdominal producto de una peritonitis y sumida en medio del dolor por la pérdida de su hijo, su madre decidió llevar a la justicia el caso. Fue entonces que un pediatra quedó detenido.

“En primer lugar vamos a pedir que declare la tía del bebé que fue quien llevó a la mamá hasta el hospital, además de pedir los videos de las cámaras de seguridad del hospital y realizar una presentación con un perito de parte. Se trata de un médico para que establezca y deje en claro cuál debería haber sido el correcto accionar del pediatra”, aseguró la abogada querellante de la familia de Mirko, María Filomena Noriega, a Diario La Provincia SJ.

El pediatra detenido recibió la excarcelación en los últimos días por parte del Juez Correccional Federico Rodríguez, aunque con una fianza de más de un millón de pesos. Es por eso que en este caso, la defensa de la familia de Mirko se basará en cinco claves importantes para poner en juicio el accionar del profesional.

“A nuestro entender hubo una negligencia ya que no consideró todos los cuidados al pequeño que debería tener. En primer lugar no realizó la ana amnesiac a la mamá del paciente, es decir todas las preguntas que debe realizar para que le ayuden a conocer el estado del bebé. Segundo, la mamá asegura que no le palpó la pancita que la tenía hinchada, sólo le miró la garganta. En tercer lugar tampoco pidió estudios de laboratorio, necesarios cuando un menor presenta un estado descompensatorio”, detalló la letrada.

En esa misma línea agregó que “como cuarto punto no hizo interconsulta con otro especialista y en quinto lugar no tuvo en cuenta lo que la madre solicitaba que era que el bebé continuara internado ya que su estado de salud se iba agravado. Hubo un diagnóstico errado desde todos los puntos ya que lo único que le recetó fue ibuprofeno por anginas”.

Tanto para letrada como así también como para la familia de Mirko, la muerte del bebé “se podría haber evitado con una operación a tiempo al pequeño”. Actualmente la causa está caratulada como averiguación de muerte y basados en las claves que presentarán en contra del pediatra, esperan la modificación.

“Habrá un pedido expreso sobre el cambio de carátula a homicidio culposo y la inhibición para que el pediatra no pueda ejercer, al menos por un tiempo. Hay una familia destrozada que perdió al integrante más chiquito, hay padres, hermanos, abuelos, tíos que lloran su muerte y esperan que lo mismo no le pase a nadie más, además de encontrar la justicia por Mirko”, finalizó Noriega.

En la actual instancia de investigación, la abogada aseguró que resta constatar muchas pruebas para que se confirme una acción de mala praxis por parte del profesional, y siendo así, podría ser procesado directamente por homicidio.

Comentarios