Judicial

Violento crimen de un abuelo en San Martín: se vienen los alegatos y la familia pide perpetua

Rafael fue asesinado a puñaladas en San Martín y el único imputado era menor de edad al momento del crimen. La familia del hombre pide una condena ejemplar.
viernes, 11 de septiembre de 2020 00:00
viernes, 11 de septiembre de 2020 00:00

Justicia. Ésa es la palabra que una y otra vez se repite en la voz de la familia Silleros. Rafael fue asesinado a puñaladas el 3 de diciembre del 2016 cuando tenía 86 años de edad. Por el hecho, un menor de edad quedó imputado y ante la justicia él reconoció ser el único autor del crimen. A casi cuatro años del aberrante hecho, ocurrido en calle Sarmiento, a 500 metros de la línea del ferrocarril, en San Martín, el caso ya transita su definición judicial. 

El miércoles que viene a las 14 horas, será el momento del alegato de manera on line. La causa ya transitó la etapa de indagatoria, testimoniales e inspección ocular. Ahora se sabrá la decisión de la justicia y la responsabilidad que le dará al joven de 17 años.

"Lamentablemente van a ser 4 años que ocurrió esto. Día a día, vivimos más desesperación, bronca e impotencia. Ya queremos que se haga justicia. La ley es una cosa, pero que haya buena justicia. Se están viendo muchas causas con menores porque no hay mano dura", señaló Miguel Silleros, el hijo de Rafael, a Diario La Provincia SJ.

Inspección ocular en la casa del abuelo asesinado

El abuelo fue asesinado después de que había denunciado días antes a un vecino por el robo de unos troncos de las parras en donde vivía. El nieto de ese vecino, que por aquel entonces tenía 17 años de edad, es el que luego quedó imputado en el hecho. 

El juicio está en manos de la jueza María Julia Camus, con el trabajo de la fiscal Gladys Capdevilla. El mismo empezó en julio pasado pero por la pandemia quedó en pausa hasta esta esta semana que se retomó todo.

"Supuestamente él se echó la culpa de que fue solo. Entró a la casa y lo molió. Me entregaron a mi viejo a cajón cerrados. La fiscalía nos dicen que fueron 7 puñaladas pero uno entra a investigar y creemos que han sido más. Además le dieron golpes en la cabeza. Fue un ensañamiento inexplicable. Llevamos 4 años con angustia, bronca e impotencia", finalizó Miguel confesando que quisiera que "la condena fuera perpetua pero no se la van a dar porque era menor de edad" pero "pido esa condena porque lo que hizo no tiene nombre".

Comentarios