Investigación

Crimen en Pocito: peritan pruebas con restos de ADN e investigan si pertenecen a la víctima

El atroz hecho ocurrió el pasado de agosto en Pocito, donde un jubilado de 70 años que se dedicaba a la compre y venta de autos fue hallado muerto.
sábado, 29 de agosto de 2020 09:00
sábado, 29 de agosto de 2020 09:00

El domingo 2 de agosto, Pocito se vio conmocionado por la muerte de un querido y conocido vecino que se dedicaba a la compra y venta de autos. Se trata de Manuel Antonio Muñoz, un jubilado de 70 años que fue encontrado muerto con un fuerte golpe en la cabeza. 

Por el hecho, el inquilino que le alquilaba una de las piezas de la casa, Esteban Riveros de 23 años, quedó detenido. En este marco, en los últimos días se secuestraron elementos de la casa que corresponden al presunto autor y a su concubina, donde se encontraron manchas de sangre. 

"Ahora les secuestraron ropa a los dos y en algunas prendas encontraron sangre como así también en un balde. La concubina de Riveros dijo que la sangre pertenece a su periodo menstrual pero es algo que ahora está en proceso de peritaje para saber si es así, y determinar el ADN", explicó la abogada defensora de Riveros, María Filomena Noriega a Diario La Provincia SJ. 

Según lo que se conoció días después del homicidio, la autopsia reveló que Muñoz falleció por un traumatismo de cráneo ocasionado por un fuerte golpe. Además, signos en sus manos indican que habrían intentado defenderse. 

"Cuando mi cliente declaró dijo que todo el fin de semana estuvo con la mujer y que lo único que vieron fue el fin de semana la víctima se juntó a comer un asado con tres amigos. Le preguntaron que por qué creía que la esposa había declarado en contra y él respondió que porque estuvieron peleados ya que a él le llegaron mensajes de una chica y su mujer se puso celosa", subrayó la letrada. 

Además agregó que "el hermano de la víctima le dijo que si no tenía casa para vivir que le iba a prestar una pero que por favor diga la verdad sobre lo ocurrido. Dijo que no lo mató, que la relación con el hombre era muy buena y que siempre lo ayudaba cuando debía hacer algo que implicaba fuerza. Con el alquiler estaba al día, incluso iba un mes adelantado en el pago".

La causa se encuentra bajo la tutela del Juez Diego Sanz en el Cuarto Juzgado de Instrucción, y una de las principales hipótesis que hasta el momento se maneja es que el asesino de Muñoz lo conocía ya que ninguna de las cerraduras de la casa estaba dañada. 

"Hay dos declaraciones testimoniales que complican a Riveros. Primero fue la de la concubina quien dijo que al momento que lo mataron escuchó unas peleas. Cuando Riveros volvió con ella lo notó medio nervioso y se acostó vestido, ella le preguntó si pasaba algo y le dijo que no y que dejara el tema ahí y que no pregunte nada. El segundo testimonio fue del novio de la sobrina quien declaró que al otro día de lo ocurrió los vio salir temprano con bolsas negras a él y a la mujer", señaló la abogada. 

"Por otro lado, un hermanastro de Riveros que vive en frente a la casa declaró que mi cliente siempre fue violento y que se peleaba mucho con él porque "le robaba a la madre"", finalizó Noriega. 

Comentarios

Otras Noticias