Denuncia

Le amputaron un dedo a un interno del penal y su familia denuncia falta de atención médica

Ocurrió hace unos días, producto de una herida infectada. El hombre corre el riesgo de perder su pie y su familia denuncia falta de atención médica.
sábado, 18 de enero de 2020 14:00
sábado, 18 de enero de 2020 14:00

Esta semana, un interno del Servicio Penitenciario sufrió la amputación de un dedo del pie producto de una herida infectada que no recibió los cuidados médicos necesarios. Ahora, gracias a una segunda infección corre el riesgo de perder todo el pie. 

Se trata de Alfredo Ricardo Gonzáles, de 65 años quien cumple condena desde hace un año en en penal. Su esposa e hijos están desesperados. 

"Estamos desesperados porque él está mal, todo comenzó por una ampolla que se infectó. Desde el principio, nunca recibió el tratamiento que necesitaba y si bien se le hicieron informes para que sea trasladado, nunca lo llevaron al Hospital Marcial Quiroga. Cuando lo hicieron ya era tarde y no hubo más remedio que amputarle el dedo", relató un familiar de Gonzáles a Diario La Provincia SJ. 

En este caso, su familia apunta contra el Servicio Penitenciario ya que sostienen que se trata de una desgracia que se pudo haber evitado. "A su vez se le estaba haciendo una infección en el dedo que le seguía, por lo que le amputaron uno y le sacaron una parte del otro. En este momento tiene una costra y si eso se infecta, va a pasar lo mismo. En base a esto le duele mucho el pie, no puedo apoyarlo, es una situación que empeora día a día", señaló la mujer. 

"Lo que no queremos es que pierda todo el miembro, él ya se dio por vencido, está muy mal. No puede movilizarse al baño ni mucho menos higienizarse, en esas condiciones no puede estar". 

Sumado a la problemática, el hombre sufre de insuficiencia cardio-respiratoria y problemas de riñones. "Por este caso pedimos el arresto domiciliario para que Gonzáles pueda estar en su casa y un Habeas Corpus ya que su salud puede agravarse al no recibir la asistencia médica correspondiente", informó la abogada de la familia, Filomena Noriega a este medio. 

Y agregó que "además de todo, psicológicamente está mal, sigue con la infección y desde el Servicio alegan que no poseen los insumos correspondientes para lo que le sucede". 

 

 

Comentarios