Tragedia de Chimbas

Cambió la situación del conductor y ahora esperan una prueba psicológica

Rodrigo Díaz de sólo 18 años se abstuvo en declaración indagatoria y próximamente un psicólogo determinará si es apto de ser sometido a juicio por el hecho, en el que murieron dos personas.
jueves, 05 de septiembre de 2019 07:28
jueves, 05 de septiembre de 2019 07:28

Mucha era la expectativa que existía por la declaración de Rodrigo Díaz, el joven de 18 años que el pasado 28 de junio chocó a una ambulancia en la que murieron dos personas que eran trasladadas para el tratamiento de diálisis. Sin embargo, ante el Juez el joven se abstuvo de declarar y ahora será sometido a un examen psicológico. 

"En el proceso que hasta hoy de desarrolla en torno al hecho, mi cliente tenía tres agravantes, conducir en estado de ebriedad, a alta velocidad y por el fallecimiento de dos o más personas, sin embargo los primeros dos no se confirmaron y la carátula cambió a Homicidio agravado por el fallecimiento de dos o más personas", afirmó su abogada Filomena Noriega a Diario La Provincia SJ. 

Antes de la declaración, el Juez a cargo de la causa pidió el secuestro de todas las historias clínicas de los pacientes que recibieron atención médica en el servicio de urgencias del Hospital Rawson, donde Díaz fue llevado por un amigo y su padre. "Rodrigo iba a juntarse con un amigo para devolverle el dinero que le había prestado. Quedaron en encontrarse pasando la esquina donde fue el accidente pero antes de llegar ocurrió esto. Rodrigo me dijo que no sabía que se trataba de una ambulancia, que se dio cuenta cuando vio que estaba dada vuelta y que tampoco nunca escuchó la sirena", dijo la letrada. 

En este contexto, Díaz será examinado por un psicólogo quien buscará determinar si el joven se encuentra apto y en buenas condiciones mentales para afrontar un juicio de estas características. "Sumado al informe del psicólogo presentaremos el informe del perito en accidentología y ahí mi cliente declarará. La ampliación de declaración a indagatoria ya está pedida". 

Policías que actuaron en el hecho como así también el padre de Danilo, el chico de 14 años que falleció en el hecho, si se presentaron y declararon dando detalles de la situación de aquel día. "Al margen del estado de mi cliente, queremos saber si quienes eran trasladados en la ambulancia lo hacían bajo las normas de seguridad correspondientes y si las camillas se encontraban aseguradas correctamente. Creemos que un análisis a la movilidad nos llevaría a aclarar esto". 

Y agregó que "mi cliente no tuvo intencionalidad de matar ni mucho menos fue irresponsable ante el volante. No condujo en estado de ebriedad, creo en su inocencia, un accidente le pasa a cualquiera". 

Por otra parte, el amigo de Díaz y su padre, a quienes se les secuestraron dos autos por creer que ayudaron al chico a escapar de la escena y lo dejaron en urgencias del hospital, quedaron desvinculados de la causa y las movilidades les fueron devueltas. 

 

Comentarios