Judicial

La familia de Kevin pidió justicia en Tribunales: "queremos una condena ejemplar para los asesinos"

Este lunes comenzó el juicio a los imputados por la muerte de Kevin Guevara, el chico que murió tras una fuerte golpiza en Caucete. Su familia se movilizó a la puerta de Tribunales por justicia.
lunes, 23 de septiembre de 2019 12:12
lunes, 23 de septiembre de 2019 12:12

Con un profundo dolor que reflejaron en sus miradas pero con la fortaleza que los mantiene de pie para pedir justicia, este lunes en la mañana la familia de Kevin Guevara (24) llegó hasta la puerta de Tribunales. Lo hicieron para reclamar por una "condena ejemplar" contra los tres imputados que hoy estuvieron ante la jueza Silvia Peña Sansó de Ruiz, en la Sala Primera de la Cámara Penal. Marcos Mercado, Exquiel Trigo y Ariel Ochoa están siendo juzgados y podrían llegar a recibir 25 años por el crimen del joven caucetero. 

En este contexto, la familia, vecinos y amigos se agruparon en la puerta del edificio de justicia con carteles y banderas mientras duró el desarrollo de la primera audiencia. “Estamos destrozados, nos lastimaron mucho, Ivana se quiere morir con su hijo. Ella tenia una peluquería, que la hizo con ayuda de Kevin y no la abrió más tras su muerte. Su vida cambió totalmente. Ella encontró a mi sobrino en la cuneta muy herido", relató Gisel Agüero, hermana de la mamá de Kevin, a Diario La Provincia SJ.

Se han realizado cuatro marchas pidiendo justicia por la muerte del joven y la de este lunes es la que marca la vigilia paralela mientras la justicia actúa. Con lágrimas en los ojos, la tía de Kevin recordó a su sobrino como alguien muy apegado a la familia y "muy compañero" de todos.

"Un día antes estuvimos hablando del festejo de su cumpleaños, que era el 30 de enero. Era un muchacho muy trabajador, responsable, muy buen padre con su hijito Benjamín. Se  vestía de rey mago y llevaba regalos a los niños más necesitados”, expresó con gran congoja.

El 27 de febrero de 2018, los ojos de Kevin Guevara se cerraron para siempre tras una brutal agresión que sufrió en un intento de robo. Previo al desenlace, estuvo internado un mes en el  Hospital Rawson y fue sometido a 20 operaciones. “Cuando estaba internado mi hermana y su esposo no se separaron de el un solo minuto., No había lugar pero  igual se quedaron”, recordó Gisel.

El grupo de más de 15 personas  desplegaron el cartel, en donde pedían condena  para los tres asesinos, ante la mirada de transeúntes ocasionales. “La impotencia  que siento es pensar que le quedaban pocas cuadras para llegar a su casa y además que  lo atacaron por la espalda El quedó  tirado y pudo avisar. Cuando llegó mi hermana lo levantó de la cuneta. El le guiñó  el ojo y le dijo voy a estar bien”, finalizó la tía del joven caucetero.

 

Galería de fotos

Comentarios