Historias

Crimen a traición de Gisel Alaniz: la esperanza que se apagó para los condenados a perpetua

La joven de 20 años intentaba rescatar a su hermano de una brutal pelea en 2011. Claudia Mercado la acuchilló por la espalda con el arma que le pasó su entonces pareja Jorge Luis Olmos. Fueron condenados 5 años después y esperaban una buena noticia que no llegó.
domingo, 01 de septiembre de 2019 14:01
domingo, 01 de septiembre de 2019 14:01


El 23 de octubre de 2011, una gresca en una casa del Loteo Santa Ana en el departamento Pocito terminó de la peor manera. Un crimen a traición conmocionó a los sanjuaninos: Gisel Alaniz, una joven de apenas 20 años y mamá de una nena, recibió un cuchillazo por la espalda que marcó su último suspiro.Intentaba sacar a su hermano Mauricio del tumulto de una brutal pelea.

El desenlace cruel había tenido su antecedente. Claudia Mercado y Jorge Luis Olmos eran pareja en ese momento y habían tenido fuertes peleas con Gisel y su familia. Incluso el cumpleaños de la joven y de un hermano, Ricardo Lara en el Loteo Garcés se terminó por una golpiza a causa de un celular a Olmos.

El hombre quedó inconsciente tras el hecho y con la cara desfigurada. Tuvo que estar internado un día en el Hospital Rawson. Por ese hecho hubo sed de venganza. En el mismo Loteo Garcés, familiares fueron a atacar a Mauricio pero el "trabajo" no estuvo completo.

Por eso, cuando vieron pasar a Mauricio, otra hermana y la hija de Gisel por la calle, no se lo perdonaron. Otra vez las agresiones eran brutales y allí fue Gisel para intentar sacar a Mauricio con vida. Pero tres testigos coincidieron en que Claudia Mercado le pidió un cuchillo a su pareja que tenía un particular parche en un ojo: le habían dicho que se colocara un bife para "absorber" un hematoma. 

El movimiento fue preciso y contundente. Tras un insulto, le clavó el arma por la espalda a la joven que cayó al instante, quiso levantarse pero finalmente quedó en medio de un charco de sangre.

Jorge Olmos fue condenado como partícipe: le pasó el cuchillo a Claudia para apuñalar a Gisel.

Los sospechosos fueron detenidos y pasaron 3 años presos a la espera del juicio. Como el proceso no inició, los liberaron. Se abrió la puerta a la polémica y fue recién en 2016 que estuvieron sentados en el banquillo de los acusados, frente a los jueces Raúl José Iglesias, Silvia Peña Sansó y Silvina Rosso, de la Sala I de la Cámara Penal.

Todo era distinto entonces. "Ya estaban separados y la relación entre ellos era muy mala, pese a tener un hijo en común. Durante el juicio ni se miraron y trataban de sentarse lo más lejos posible", señaló a Diario La Provincia SJ, el abogado Carlos Reinoso quien defendió a Olmos.

El letrado se había opuesto desde un principio a que el hombre volviera a prisión preventiva por peligro de fuga, que había señalado para ambos el fiscal Gustavo Manini.

En el proceso, las hermanas María Belén y Rosa Vanesa Barboza dieron su relato complicando más a la expareja. Reinoso y su colega Juan Carlos González Riutort solicitaron que se las investigara por falso testimonio. Pese a las estrategias, Mercado no podía evitar llorar en las audiencias, temiendo el peor desenlace para ella. Había llegado a juicio con solo 26 años y Olmos, con 27.

El pedido de penas menores por parte de los letrados quedó desestimado: trataron de argumentar homicidio en riña para Mercado y que Olmos fuera absuelto. Los acusados sostuvieron en todo momento que no hirieron a Gisel pero sus versiones fueron confusas. En medio de ello, Claudia intentó culpar a uno de los hermanos de Olmos pero había sido él quien "la sacó" de la pelea porque pese al crimen, seguía ensañada en la golpiza.

Finalmente, el 9 de agosto de 2016, sin parar de llorar Claudia Mercado fue condena a prisión perpetua por homicidio agravado con alevosía (a traición) como autora del hecho y Olmos, a la misma pena por partícipe necesario.

El abogado Reinoso se manifestó en contra del fallo y solicitó que la Corte de Justicia revisara el fallo, con miras a que su cliente no tuviera sentencia firme. "Hicimos la presentación con nuestros argumentos para que pudiera reveerse la pena. Esto fue en el mismo año del juicio. Lamentablemente, la Corte desestimó nuestro pedido y la sentencia quedó firme. Mi cliente cumple su sentencia en el Penal de Chimbas. Él y Mercado no volvieron a tener un buen vínculo", señaló.

Comentarios