Judicial

Un sanjuanino, a juicio por difundir videos íntimos de su ex por WhatsApp y someterla a violencia de género

El Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Corrección N° 3 de La Rioja determinó que su ex pareja, el tatuador sanjuanino Patricio Pioli, sea elevado a juicio por los delitos de 'lesiones leves calificadas y coacción.
miércoles, 31 de julio de 2019 21:58
miércoles, 31 de julio de 2019 21:58

Dos años después de haber denunciado a su ex por la difusión de videos íntimos y por los distintos hechos de violencia que tuvo que padecer mientras duró la relación, la riojana Paula Sánchez Frega (28) se convirtió en la primera víctima de publicación de material sexual del país que logró llevar su caso a juicio oral.

El Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Corrección N° 3 de La Rioja determinó que su ex pareja, el tatuador sanjuanino Patricio Pioli, sea elevado a juicio por los delitos de "lesiones leves calificadas y coacción", y dictaminó el sobreseimiento de la joven en la causa que él le había iniciado por amenazas. Pioli había logrado imponerle a Sánchez Frega que no lo mencionara en medios de comunicación, con fuertes consecuencias legales si lo hacía.

"Como al momento de hacer la denuncia la viralización de las fotos y los videos no constituían un delito se tuvieron en cuenta otras circunstancias que rodean el caso como la coacción y el daño psicológico que le generó el acusado a mi clienta", explicó a Infobae el abogado de la víctima, Sebastián Andrada.

"Se introdujo la figura de la coacción, que es un delito que consiste en obligar a una persona mediante amenazas a hacer algo que no quiere, porque Pioli le decía a Paula que si no volvía con él iba a difundir ese material íntimo. A lo que sumamos las lesiones leves calificadas, que tienen que ver más con el daño psicológico que le ocasionó que con las agresiones físicas, que también las hubo", detalló Andrada.

Debido a la falta de legislación vigente para condenar los hechos de violencia de género digital que padeció Paula, en la reforma del Código Penal se introdujo la figura sobre la difusión de material sexual privado, que contempla hasta tres años de prisión.

El encargado de presentar ese proyecto en el Congreso fue el juez de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky, quien le remarcó a Infobae "que lo novedoso de esta iniciativa es que la intimidad sexual de la pareja se va a proteger por primera vez".

Borinsky detalló la norma que "se sanciona con pena de prisión de seis meses a dos años o multa equivalente a $5.000 por día al que, sin autorización de la persona interesada, difundiere imágenes o grabaciones con contenido sexual, que hubieran sido producidas en un marco de intimidad".

El juez agregó: "Se establece un agravante –con pena de 1 a 3 años de prisión- si el autor de este delito hubiera tenido una relación afectiva con la persona afectada, si se trata de un menor de edad –en cuyo caso podría también configurarse el delito de pornografía infantil— y si el autor hubiera actuado con fin de lucro".

La historia de Paula Sánchez Frega cobró notoriedad a nivel nacional en junio de 2017 cuando su ex, Patricio Pioli, fue procesado con prisión preventiva (pero con beneficio de excarcelación) y embargado por 30 mil pesos. Esa exposición, que generó un gran revuelo mediático, hizo que la joven terminara bajo tratamiento psiquiátrico por trastornos de ansiedad y depresión.

Fuente: Infobae

Comentarios