Justicia

"Queremos que se haga justicia", el pedido de la familia de la chica muerta por presunta mala praxis

La sanjuanina murió después de que le practicaran una laparoscopía para efectuarse una ligadura de trompas y terminó con el intestino perforado. Su familia denuncia mala praxis y piden justicia.
martes, 16 de julio de 2019 00:00
martes, 16 de julio de 2019 00:00

"Cuando iba entrando al quirófano, decía 'no, no me lleven, quiero ir a mi casa con mis hijos". Las palabras golpean y atormentan. Stella Maris Vega, quería vivir para criar a sus hijos, abrazarlos y cuidarlos. Sin embargo, el destino quiso lo contrario y terminó muriendo después de una ligadura de trompas que salió mal. La familia asegura que hubo mala praxis y ahora resta esperar que avance la justicia y que determine quiénes son los responsables por el triste final.

Stella Maris tenía 37 años de edad y era oriunda de Rawson pero vivía desde hacía cinco años en Río Negro, con sus tres hijos y su esposo, Víctor Álvarez (37). En el hospital Francisco López Lima se sometió a una laparoscopía para efectuarse una ligadura de trompas, pero el resultado le costó la vida. Terminó con una perforación en el intestino que le provocó una peritonitis y posterior muerte.

"Mi prima ingresó el jueves 11 de julio al hospital a las 8 de la mañana es operada de la ligadura de trompas y le perforan el intestino. Le dan el alta a las 18 horas y tendría que haber estado como mínima una semana en observación", expresó con dolor e indignación Anahí Vedia a Diario La Provincia SJ.

Su prima, contó que el viernes, producto de los fuertes dolores, la llevan de urgencia a las 2 de la madrugada, al hospital y le hicieron estudios pero le dijeron "que no era nada" y que no se preocupara. Sin embargo, la herida prosperaba y su salud se iba deteriorando. A las 11 de la mañana la internan y una hora después llamaron los médicos de urgencia a la familia.

"Empezó a vomitar una sustancia verde y le inyectaron analgésicos. Se le hizo peritonitis. Lo único que la mantenía viva eran los medicamentos", destacó. Luego contó que el viernes los médicos llamaron a la familia y les dijeron que "no sabían si pasaba la noche". "La madre de ella viajó de urgencia el viernes porque le dijeron que podía no vivir. El sábado a la noche le hicieron una hemodiálisis para limpiar la sangre, nos advirtieron que podría producirse un paro y a la noche nos dijeron que había reaccionado bien. Sin embargo, al otro día nos dijeron que había tenido un paro y que había muerto", relató.

La familia no solo está dolida por lo que denuncian que fue mala praxis sino que además porque "el ginecólogo apareció recién el sábado", con el cuadro irreversible y "no se hacía cargo de lo que había hecho". "Encima al marido de ella no lo dejaban pasar a la habitación porque le decían que era una habitación de mujeres. Tuvo que ir la madre de él a cuidarla en la noche. Y no es lo mismo estar con tu marido que con tu suegra", lamentó Anahí.

Stella tenía un hermano mayor y una melliza. Era mamá de tres niños de 5 y 2 años y de 3 meses, a los que amaba y cuidaba permanentemente. Su esposo es chileno pero él y toda su familia están radicados en Río Negro, por eso ella decidió ir a vivir allí. Pero su familia se quedó acá en San Juan y con ellos tuvo contacto permanentemente, haciendo que la distancia se acortara gracias a las comunicaciones. 

Ahora la familia sufre su ausencia y los lindos recuerdos con ella se mezclan con los dolorosas que están tan presentes de sus últimos días de vida. El domingo la estaban velando y por disposición de la justicia fue trasladado a la morgue provincial para hacer la autopsia. Este lunes en la tarde aún no le entregaban el cuerpo a la familia y tampoco sabían cuando se lo iban a dar.

Pese a ser de San Juan, su cuerpo será enterrado en Río Negro, donde ella había elegido vivir con su esposo e hijos. 

Por otro lado, el caso ya tomó curso judicial de la mano de una prima de Stella, Sabrina Maldonado, quien es abogada y representará a la familia. Al principio no le quisieron tomar la denuncia pero finalmente tomó curso legal la misma. 

"Indigna saber que no le quisieron tomar la denuncia, escondieron la historia clínica, se quieren cubrir entre ellos", finalizó Anahí.

Comentarios