Judicial

En Cámara Gesell, una de las hermanitas de Caucete habría dado indicios de que hubo abuso sexual

Una de las mellizas habría confesado ante los profesionales de Anivi la aberración que vivió el fin de semana.
jueves, 11 de julio de 2019 18:23
jueves, 11 de julio de 2019 18:23

El final al que no se quería llegar pero que la instancia de Cámara Gesell, en el Centro Anivi, lo confirmó. Las hermanitas que desaparecieron el fin de semana en Caucete junto a un hombre identificado como "El Chingolo" Ortiz, habría sufrido abuso sexual aunque no hubo violación con acceso carnal.

La nena de 8 años y sus hermanitas de 6 se sometieron a la entrevista con profesionales del Anivi este jueves en la mañana. En esta ocasión, la más grande de las tres prefirió no abrirse a las respuestas y no dio muchos detalles del vínculo con el hombre. Por otro lado, una de las mellicitas de 6 años sí logró hablar y confesar que el hombre que se las llevó el fin de semana le hizo hacer algo que a ella "no le gustó".

Si bien no trascendieron detalles de lo que dijo, sí se conoció que el único detenido habría realizado algún tipo de abuso sobre ella. Incluso la declaración fue más allá porque la nena habría contado a los profesionales que un día descubrió a su mamá en la cama con alguien y que cuando la madre se dio cuenta que la miraba, le gritó. El relato de las nenas fue contundente y ahora el único detenido atraviesa una condición más complicada ante la ley.

El pasado lunes, el “Chingolo” fue sometido a una revisión por el médico legista en la Central de Policía tras su detención por la desaparición de las tres hermanitas. En aquella ocasión dijo ante la prensa que él las quiere "como sus propias hijas". Luego negó haber raptado a las pequeñas y manifestó que estas acusaciones no son ciertas. "Son como mis hijas, las quiero así", señaló subrayando una y otra vez que lo están "discriminando".
 
De acuerdo a las indicaciones dadas por personal policial, el hombre se fue con las nenas a una localidad de Las Talas, y habrían pasado la noche en un espacio que parecía una cueva.  "No las llevé a ninguna cueva, en ningún momento", aseguró y resaltó otra vez que es discriminado.

La desaparición de las nenas en el departamento de Caucete obligó a un despliegue de más de 100 efectivos de la Policía de San Juan de diferentes divisiones para ser rescatadas. Aparecieron alrededor de las 20 horas, cuando personal de la Montada las encontró caminando solas. 

El caso está en manos del juez Guillermo Adárvez e interviene la Defensora de Menores Patricia Sirera y el fiscal Daniel Galvani. El hombre sería llamado a declarar en las próximas horas en sede judicial y podría ser imputado por abuso sexual.  

Comentarios