Investigación

En estado crítico derivaron a Buenos Aires a la sanjuanina que sufrió quemaduras en Jujuy

La mujer de 33 años tiene más del 60% del cuerpo afectado. Su esposo gendarme fue liberado por el hecho y para la Justicia, habría ocurrido un accidente.
lunes, 08 de abril de 2019 19:22
lunes, 08 de abril de 2019 19:22

La joven sanjuanina que fue internada en Jujuy en grave estado por sufrir quemaduras en más del 60% de su cuerpo fue derivada a Buenos Aires en estado crítico. Su esposo, un gendarme oriundo de Jáchal al igual que ella había siso detenido por el hecho pero después recuperó la libertad. Sin embargo, está bajo tratamiento por haber querido tomar una decisión drástica con su vida. 

Carolina del Valle Iribarren, de 33 años, que se encontraba internada en la sala de terapia intensiva de una clínica privada de la ciudad de Palpalá, fue trasladada el pasado viernes en un avión sanitario al hospital Italiano de la provincia de Buenos Aires, nosocomio especializado en quemaduras, destacó el diario El Tribuno.

La mujer oriunda de Jáchal ingresó la madrugada del miércoles pasado en gravísimo estado a la clínica privada desde el hospital "Guillermo Páterson" de la ciudad de San Pedro de Jujuy, con los brazos, el rostro y la zona torácica quemada. "Según la investigación por parte de la Fiscalía especializada en la ciudad de San Pedro de Jujuy, el hecho que tiene a la mujer en gravísimo estado, habría ocurrido de forma accidental o por lo menos no habría sido provocado por el gendarme, fue por eso que no quedó detenido y a las pocas horas de ocurrido el hecho, recuperó su libertad", destacó el medio.

La mujer llegó al nosocomio casi en estado de inconsciencia con gravísimas heridas y el efectivo de la Fuerza Nacional con heridas en sus brazos y en un notorio estado de nerviosismo. "Cuando el efectivo de Gendarmería recuperó el alta médica declaró en sede policial y dijo a los investigadores que tuvo una discusión con su pareja y ella habría tomado la determinación de rociarse alcohol y luego, prenderse fuego y él habría intervenido de inmediato para auxiliarla y se habría quemado los brazos", señalaron fuentes de la investigación a El Tribuno.

El efectivo de apellido Bordón, también oriundo de la localidad sanjuanina de Jachal pasó a licencia especial y deberá asistir a sesiones con un profesional en psiquiatría, porque tras recuperar la libertad habría intentado quitarse la vida.

 

Comentarios