Niñez

Cómo seguirá la contención a la nena violada por su padrastro, tras la interrupción de su embarazo

Las asesoras de Menores, Patricia Sirera y Laura Romarión expresaron que la pequeña encara una nueva etapa, tras el procedimiento que le practicaron en el Hospital Rawson.
miércoles, 03 de abril de 2019 12:20
miércoles, 03 de abril de 2019 12:20

Este martes, por decisión judicial, médica y con el consentimiento de la menor, se interrumpió el embarazo que cursaba una nena de 11 años que fue violada presuntamente por su padrastro, pareja de su mamá.

Las asesoras de Menores, Patricia Sirera y Laura Romarión afirmaron que seguirán de cerca su vida, tras este procedimiento. Vale destacar que su padrastro está detenido y su madre, también al no querer radicar la denuncia por el abuso sexual con acceso carnal y el embarazo de la menor. "Habrá un seguimiento y un abordaje integral tanto desde la Dirección de la Niñez como de Salud Pública. La contuvimos como si fuera nuestra hija. En lo que respecta a Salud Pública se aplicará el tratamiento que necesita y Niñez, realizará el abordaje integral de la causa".

En cuanto a la revinculación de las niñas con su familia y que en un futuro vivan con parientes, Sirera señaló que "se abordará en el marco de la causa. Se debe analizar la situación penal en la que está la madre en este momento. Faltan informes, abordajes y resoluciones judiciales".

El procedimiento

Romarión expresó que "fundamentalmente garantizamos el derecho constitucional a ser oído, por el cual hablamos con ella con el soporte de una psicóloga que la asistía y manifestó a viva voz su deseo a estas estas asesoras que intentamos llevarlo a la práctica". Las asesoras no respondieron preguntas acerca del procedimiento médico aplicado.

"Pedimos que fuera el mejor posible, el menos invasivo y que se cuidara a la niña. Es una criatura de 11 años. Se tuvo en cuenta su voluntad y el diagnóstico médico", señaló Sirera, que agregó que la vida de la niña estaba en riesgo.

"La vida de la niña estaba en peligro. Tuvimos entrevistas con los equipos médicos que nos pusieron al tanto de las complicaciones que había y están plasmadas en un escrito judicial", señaló. "Es un derecho de la víctima y tenemos que velar por el derecho a la salud de la niña, la escuchamos. Ella no quería seguir con el embarazado, producto de una violación de su padrastro. Estaba muy tranquila; contenida por la psicóloga y ella expresó que quería terminar con ese suplicio que sentía", sentenció Romarión.

 

 

Comentarios