Judicial

Madre de Guadalupe Andrada: "estoy dispuesta a pedir la tenencia de mi nieta"

Cristina Espinosa, madre de la acusada prestó declaración sin estar obligada a hacerlo, en el juicio que busca la condena de su hija.
martes, 23 de abril de 2019 17:05
martes, 23 de abril de 2019 17:05

"Ellos no tenían una buena relación", con esas palabras, Cristina Espinosa, madre de Guadalupe Andrada definió la relación que tenían su hija con Pablo Ojeda, este martes ante el Magistrado que busca condenar a la joven acusada de Homicidio Agravado contra su ex pareja.

"Presté declaración porque quería hacerlo. Sinceramente quiero que sea la voluntad de Dios, soy la madre de Guadalupe pero acá hubo dos víctimas, su ex pareja y la hijita de ellos que nació en la cárcel", dijo Cristina a Diario La Provincia SJ. 

Con lágrimas en los ojos la mujer contó que extraña a sus nietos y que al vivir en una escuela, no la autorizaron a presentar el domicilio ante la posibilidad de que a su hija le otorguen arresto domiciliario.

"Me duele por mi nieta más chiquita, sé que tiene que estar con mi hija en la cárcel hasta que cumpla los 4 años. Si Guadalupe no sale en libertad, una vez cumplido el tiempo estoy dispuesta a pedir la tenencia de la nena para que viva conmigo", sentenció decidida en sus palabras. 

En este escenario, y hasta que el juicio concluya, la nena de 1 año y 3 meses está viviendo con su abuela. "La contención de Guadalupe en la cárcel es la pequeña Isabela", contó.

La declaración

Cristina contó que en retiradas oportunidades presenció hechos de violencia verbal entre su hija y el fallecido Pablo Ojeda, como así también el consumo de estupefacientes por parte de él. La pareja estuvo viviendo unos meses en su domicilio hasta que se mudaron a Chimbas. 

"Ojeda con mi hija era muy celoso, la controlaba por todo. Una de las razones por la que les pedí que se fueran de mi casa fue porque una vez entré a su pieza y lo vi consumiendo cocaína, escuché que la invitaba a probar a mi hija y eso no me gustó. Después fui una sola vez a la casa donde vivían, cuando fue el cumpleaños de mi nieto mayor. Pablo estaba alterado, no estaba bien", dijo ante los Jueces que presiden la causa. 

Con respecto a Ojeda, Cristina dijo que luego de que ocurrió el hecho, pudo ver a su hija detenida y con golpes en el cuerpo. "Cuando vivían en su casa siempre sentía golpes como de sopapo, y a Guadalupe la vi con golpes y moratones pero nunca me quiso decir nada, ni siquiera cuando estaba embarazada", finalizó. 

 

 

Comentarios

Otras Noticias