Judicial

Condenaron a 16 años de prisión al imputado por el crimen de Fredi Robledo

La condena se implementó no teniendo en cuenta el pedido de la querella de agravar la pena por alevosía y vínculo.
viernes, 29 de marzo de 2019 14:03
viernes, 29 de marzo de 2019 14:03

Este viernes en la mañana, finalmente condenaron a Rubén Ariel Arias, "El Coreano" por el crimen del peluquero Fredi Robledo, a 16 años de prisión como autor del Homicidio y Robo Simple en concurso real. La condena se dio a conocer en el Primer Juzgado Penal y el caso estuvo a cargo del Juez Juan Carlos Caballero Vidal. 

En la ocasión, la fiscal Torres pidió que se calificara el hecho como Homicidio Simple y Robo Simple, lo que implica una condena de como mínimo 8 años. En este contexto, pidió que se lo condene a 16 años de prisión como autor de este hecho en concurso real.

Por su parte, en esta ocasión la querella pidió que se lo condene por el delito de Robo y Homicidio Doblemente Agravado por el vínculo (aducían que la víctima y El Coreano eran pareja) y se pidió la condena máxima de prisión perpetua.

En el otro extremo, la defensa de Arias pidió la absolución de su defendido aduciendo que es "inocente hasta que se demuestre la culpabilidad". "No hay elementos probatorios contundentes que lleve a la certeza de que estuvo en el lugar del hecho y participó del homicidio", señaló en el juicio.

Finalmente el juez hizo lugar al pedido de la fiscalía y lo condenó a 16 años de prisión.

El resultado se llevó a cabo después de que el Juez rechazara el acuerdo de juicio abreviado establecido el miércoles 13 de marzo pasado, el cual había dispuesto 8 años y 6 meses de prisión por considerarlo penalmente responsable de la brutal golpiza que le provocó la muerte a Robledo.

El hecho en cuestión ocurrió el 14 de abril de 2017 en un departamento de Trinidad. Allí el peluquero fue encontrado gravemente herido con golpes fuertes, especialmente en la cabeza, que le produjeron la muerte el 23 de agosto de ese mismo año. Su familia lo halló 24 horas después de la golpiza e inmediatamente dio aviso a la policía que intervino en el caso y a las pocas horas se detuvo a Arias.

La justicia secuestró una campera y huellas dactilares que dieron resultados positivos en contra de Arias. También se secuestró la pata de una mesa con la cual habría agredido el imputado a la víctima. 

 

Comentarios