Declaración

"Después de haberla asesinado, la sigue ultrajando", señaló la hermana de Myriam Morales

Adriana Morales aseguró que todo lo que declaró Valdéz es mentira y que se busca ensuciar la memoria de su hermana. 'Él trata de lavarse las manos', sentenció.
jueves, 21 de marzo de 2019 08:00
jueves, 21 de marzo de 2019 08:00

Dolor e impotencia. Eso es lo que siente por estas horas la familia de Myriam Morales, la mujer que fue asesinada el pasado 15 de febrero en la casa de sus padres en calle Alfonso XIII y calle 12 en Pocito.  Es que el acusado del asesinato, Mariano Valdéz, declaró este miércoles ante el juez Martín Heredia Zaldo, que la mujer seguía manteniendo una relación sentimental con él, a escondidas de su marido, y que aquel día del crimen él la vio a metros de la escuela con otro hombre.

"Estoy indignada. No puedo creer que después de haber asesinado a mi hermana, la siga ultrajando. Cada declaración, cada palabra que dice es como que la sigue apuñalando y matando. Eso sentimos nosotros, su familia", expresó a Diario La Provincia SJ, la hermana de Myriam, Adriana Morales.

"Nos sentimos muy tristes, esta persona no tiene escrúpulos en la manera en la que habla de ella, acusándola de cualquier cosa. Dice que la vio en el colegio a las 9.30 de la mañana. En eso miente porque mi hermana a esa hora no estaba en el colegio. Eso te lo puede decir la gente del colegio, a que hora estuvo adentro y a que hora salió. A esa hora no estuvo en el colegio con mi hermana, no hubo una gresca, no tuvo una pelea con un tercero en discordia. Él trata de lavarse las manos. No se a donde quiere llegar porque hay muchas pruebas que lo incriminan y lo ubican en el lugar. Las vecinas lo vieron salir de la casa de Myriam en la moto de mi hermana y se cubre la cara para que no lo vean", agregó.

Este jueves, el padre de Myriam se presentará ante el juez para brindar declaración indagatoria y explicar cómo fue aquel trágico día que encontró a su hija muerta en el comedor. Luego le tocará el turno a la madre de la mujer y la ronda de declaraciones empezará a transitar su tramo final. 

"Me siento molesta, enojada y no puedo esperar otra cosa de un asesino, que se comportara así. Vamos a seguir con el pedido de justicia y se esperan los resultados de ADN que lo tiene que incriminar directamente porque él fue quien estuvo en la casa y asesinó a Myriam. No hay dudas, que diga lo que quiera pero que deje de ensuciar la memoria de mi hermana. Si algo le tuviera que pedir a ese monstruo es que por lo menos respete a los muertos y que no se olvide de que él mató a mi hermana", finalizó Adriana subrayando que "hay un montón de contradicciones en la declaración de este hombre" y que se verá en la justicia.

Comentarios