Conmoción

Tía sanjuanina del bebé asesinado en Chile: "tengo el alma rota"

Liliana Pisatti contiene a su mamá tras la durísima confirmación del parricidio y aseguró que no tienen los medios para viajar al país trasandino.
jueves, 07 de febrero de 2019 18:45
jueves, 07 de febrero de 2019 18:45

La familia Pisatti atraviesa un duro momento tras la confirmación de un parricidio en Chile. Un bebé de 1 año y 8 meses fue asesinado a  puñaladas por su papá, el artista plástico trasandino Pedro Zúñiga Márquez, que se quitó la vida tras el hecho. Luciana Pisatti, la mamá sanjuanina del pequeño, aún no sabe cómo murió ya que está internada por una fuerte crisis nerviosa.

Liliana Pisatti, tía del pequeño, viajó desde San Juan a San Luis para contener a su madre y abuela del pequeño. Ambas reciben noticias por parte de las amigas de Luciana y no pueden creer lo ocurrido. "Mi alma esta completamente rota", señaló conmocionada en su red social Facebook. Expresó además que no pueden afrontar el costo de los pasajes para viajar a Arica para estar con Luciana. "Está fuera de nuestro alcance económico. Estamos muy angustiadas. No se ha podido retirar el cuerpo del bebé y mi hermana está sola", destacó.

Luciana Pisatti vivía en la ciudad de Arica en Chile con su pequeño bebé de un año y ocho meses. La chica convivió con el chileno Pedro Zúñiga Márquez de 30 años, y artista plástico, durante cuatro años pero el último tiempo decidieron separarse y a partir de ese momento comenzó un infierno que tuvo el peor desenlace este martes.

Es que el domingo, la joven radicó una denuncia por desaparición de su pequeño hijo Quinti que había sido llevado por su ex a pasear pero nunca lo trajo de vuelta. Tras un intenso rastrillaje, detectives de la PDI y Bomberos de Chile lograron dar con los cuerpos en el interior de un terreno privado. 

Según publicó el portal Bio Bio Chile, el fiscal de turno, Manuel Gonzalez, explicó que el día de la desaparición, el padre del menor no llegó a dejarlo a la hora establecida por la madre (ambos están separados). Así, el mismo domingo fue encontrado el vehículo cerca del humedal donde desemboca el río Lluta, activando la búsqueda.

Hasta ahora se descartaba la acción de terceros, pero los peritajes arrojaron que el adulto tenía heridas autoinfringidas, a diferencia del menor. Por ello, el fiscal no descarta que se trate de un parricidio con posterior suicidio. Ambos presentaban heridas cortantes en los brazos y una data de muerte no superior a las 20 horas.

Así, el persecutor señaló que en el lugar fueron encontradas hojas de afeitar con restos de sangre, que podrían haber sido utilizadas para producir las lesiones. Además, en el automóvil abandonado en el humedal fue hallado un cuchillo con “manchas atribuibles a sangre”.

Comentarios