Investigación

Denunciaron a policías de Comisaría 26ª y motorizada por apremios y torturas

La denuncia la realizó un joven de 18 años de apellido Aguirre Sagua, ante un hecho que según sus declaraciones cobró violencia desde una detención en la vía pública.
sábado, 23 de noviembre de 2019 08:35
sábado, 23 de noviembre de 2019 08:35

Un joven de 18 años de apellido Aguirre Sagua, realizó una denuncia penal contra personal policial de Comisaría 26ª y Motorizada 5 por apremios y torturas

Según revelaron fuentes judiciales a Diario La Provincia SJ, en la denuncia el hombre detalló que todo ocurrió el pasado 7 de noviembre cuando fue a reclamarle a un conocido la bicicleta que habría robado en Chimbas, al reconocerlo en un video que circulaba en redes sociales. 

Allí fue el padre del presunto ladrón quién llamó a la policía y dos efectivos de la motorizada se hicieron presentes. "Inmediatamente comienzan a dispararme, y luego cuando me encontraba totalmente aturdido me detienen, es ahí donde me propinan una primer golpiza", reza la denuncia de Aguirre Sagua.

El joven también detalla que cuando se encontraba en el piso, uno de los efectivos a bordo de una de las motocicletas pasó con la misma sobre sus piernas varias veces. 

"Al momento de ingreso al móvil policial de la Comisaría 26ª continuaron los uniformados golpeándome. Sumado a ello, luego de volver del médico legista, fui recibido con una nueva golpiza en la Comisaría 26ª donde el personal de la misma y pese a los testigos que se encontraban, me continuaron golpeando salvajemente", agregó en la denuncia formal. 

Consultada a la defensa del denunciante, los abogados Sandra Leveque y Martín Torcivia señalaron que la madre del joven se encontraba en la comisaría y habría escuchado los gritos de su hijo y los golpes que le propiciaban. Por eso la mujer actuará de testigo en el hecho. 

Sin embargo no todo habría quedado puertas adentro de la comisaría denunciada ya que, según los detalles de la denuncia, el joven habría sido trasladado a Comisaría 23ª para ser alojado en sus calabozos. 

En este aspecto el joven sumó a su palabra que "de tal magnitud fueron los golpes que recibí que los denunciados, al momento de pretender dejarme en depósito en la Comisaría 23ª, los uniformados de la misma se oponían a esto en razón de que el aparente informe legista no se condecía con as lesiones presentadas, y al encontrarme sumamente golpeado, personal de la Comisaría 23ª no querían hacerse responsable de las actividades ilícitas consumadas por personal de Comisaría 26ª". 

Ante la denuncia penal, la causa recayó en el Segundo Juzgado de Instrucción e interviene Fiscalía Nº 2. 

Comentarios