Historias

Brutal crimen de Estela Bustos: las aberrantes marcas que dejó el primer procesado por femicidio en San Juan

Cristian Fretes cumple prisión perpetua por matar a la joven embarazada y obligar a uno de sus pequeños a ser su cómplice. Con amor, ellos intentan seguir su vida sin olvidarla.
domingo, 13 de octubre de 2019 12:58
domingo, 13 de octubre de 2019 12:58

Estela del Valle Bustos mostraba en su cara más años de los que en realidad tenía. La violencia y la tristeza marcaron sus últimos años de vida y a los 30 años y embarazada de 4 meses, su vida se apagó en un brutal ataque. Su pareja Cristian Fretes la apuñaló sin piedad tras una discusión y tras matarla, marcó a uno de los hijos de Estela para siempre. 

El crimen ocurrido en 2013 en el barrio Las Alondras, en Chimbas, tuvo las características más atroces: el asesino bañó el cadáver y lo acostó en una cama para tratar de disimular el hecho y obligó a uno de los cuatro hijos de Estela a limpiar la sangre y a mentir sobre lo sucedido. Algo tan cruel como insostenible. Una de las imágenes del horror fue la palabra "mamá” que el nene alcanzó a escribir con sangre en el timbre de la casa. Fretes fue el primer imputado en San Juan por la figura de femicidio y tras ser encontrado culpable por ese delito y el homicidio agravado por el vínculo y por ensañamiento, fue condenado en 2014 a reclusión perpetua.

"Esperamos que no salga nunca más de la cárcel. No hay día en que no lo recordemos y esperemos que la Justicia no lo beneficie con nada. Destruyó nuestra familia para siempre y la vida de cuatro inocentes", dijo a Diario La Provincia SJ, Viviana Bustos, una de las hermanas de Estela. Es que la joven dejó a tres varones y una nena (al momento del femicidio tenían 12, 11, 6 y 7 años respectivamente) que ahora conviven con dos familias.

"Los chicos llevan el dolor de no tener a su mamá en la mirada. Pero pese a todo, están contenidos, van a la escuela y nunca se les dejó de hablar de mi hermana. Van al cementerio a honrarla en su tumba y están creciendo como a ella le hubiera gustado. Aunque no están todos juntos se ven seguido. Estamos para ellos siempre", detalló. 

Los hijos mayores de Estela ya están terminando el Secundario y viven con la familia de una prima materna. Quien vivió el momento del horror juega al fútbol y no habla de su padre, ni mucho menos de lo que le obligaron a hacer. Sólo le preocupa no olvidar a Estela y siempre quiere que todos sus hermanos estén bien. Los más chicos están con un cuñado de una prima, todo mediante orden judicial en la que se buscó las mejores condiciones integrales para vivir. 

"Vamos a estar para ellos siempre. Sabemos que están marcados de por vida y que además de no querer saber nada de Fretes, la familia de él nunca quiso tener contacto. Mi hermana marcó un triste precedente en la Justicia y nosotros apoyamos esa imputación. Nos hubiera gustado que no haya más Estela en San Juan pero lamentablemente mataron a más mujeres de la forma más horrible, dejaron hijos sin madres y en nuestro caso, mi madre murió de tristeza. Aquí estaremos para pedir justicia por ellas como lo hicimos por Estela", destacó.

 

Comentarios