Tragedia

Papá del chico que atropelló y mató al nene en Rawson: "nos están persiguiendo para matarnos"

El papá del joven que atropelló en la moto y mató al niño de 6 años en Rawson, aseguró que están siendo amenazados. Los presuntos familiares del menor habrían rondado su casa con un arma.
lunes, 17 de septiembre de 2018 10:00
lunes, 17 de septiembre de 2018 10:00

"Nos están persiguiendo, andan armado, estamos amenazados". Con esas palabras y una desesperación que se refleja en su voz, Rolando Llanos, papá de Kevin Llanos quien el jueves en la noche atropelló a un nene de 6 años con una moto en duro que le provocó la muerte, aseguró que tienen mucho miedo. Desde ese día, toda la familia está bajo amenaza de muerte y sienten que en cualquier momento puede pasar lo peor.

Lisandro tenía 6 años de edad y el jueves en la noche jugaba a las escondidas con sus vecinos cuando sucedió la tragedia. El niño cruzó la calle sin mirar y en ese momento de la noche pasaba justo la moto enduro dirigida por Kevin. Producto del impacto, el niño quedó internado y murió horas después.  

"Mi hijo iba a buscar la materia prima para lo que trabaja. Esa noche tenía que viajar para traer relleno para las almohadas. Cuando salió del trabajo se encontró con el chiquito", comenzó contando Rolando en radio Estación Claridad. 

El padre de Kevin aseguró que la moto que manejaba era prestada por un amigo, no era de él ni había salido a probarla. Además negó que en ese momento haya circulado en el rodado con otro joven, que fue indicado como su hermano. "Iba solo, estaba a pocas cuadras de casa. Cuando se lo llevó por delante al chiquito, se paró y ante el enojo de los vecinos decidió irse para luego entregarse a la policía", explicó por qué se fue y dejó al niño en el lugar. Luego indicó que el joven dejó la moto en la casa, se fue a la casa de la novia y le contó lo que había ocurrido con el accidente. Finalmente se fue en remis hasta la comisaría donde se entregó.

A partir de ese día, el joven y su familia viven un infierno. Es que aseguran que los familiares del niño "andan circulando con chicos armados haciendo recorridas" tanto por la casa de Kevin como por el depósito donde guardan la materia prima para la fabricación de almohadas y sábanas. 

"No he denunciado por el dolor que están pasando, mi hijo no iba con alcohol ni drogado. Las pruebas de los análisis lo demuestran. Con esa familia del nene tal vez yo no me hubiera quedado tampoco. Esa gente no es para quedarse... Empezaron los insultos y agravios de que te vamos a matar. Yo creo que también me hubiera ido del lugar por la clase de familia que son", agregó.

Luego indicó que el padre de Lisandro, el nene de 6 años que murió, está en la cárcel cumpliendo condena y la otra pareja de la madre del nene también está preso por el crimen de la adolescente Rocío Villalón. 

"Puedo respetar todo el dolor del mundo, me parte el alma por lo del chiquito de 6 años. Me duele en el alma, a mi hijo le va a costar en el alma salir adelante... El chiquito estaba jugando a las escondidas y salió de golpe de donde estaba escondido con tan mala suerte que cruzó la calle corriendo y venía mi hijo", dijo entre lágrimas con mucho miedo porque desde ese día hay un grupo de jóvenes que armados lo andan buscando para matarlo.

"A mi chiquito lo andan buscando en un auto. Era gente de mal vivir los que iban ahí, uno de ellos iban con un arma. Ayer me llamaron del depósito que tengo y me avisaron que había una camioneta con una escopeta, la camioneta parada con intento de no se que. La policía sabe la situación, anoche en la comisaría 6ta iban a hablar con este señor. Lo que ruego a Dios es que esa familia reciba consuelo y entiendan que un accidente le puede pasar a cualquiera", finalizó subrayando que se le "parte el alma" con solo pensar la trágica muerte del nene de 6 años de edad. 

 

Comentarios

Otras Noticias