Justicia

El abogado de Enzo Lampasona dijo que el joven "es víctima del fiscal"

Rodolfo Rodrigo señaló que presentó un recurso de queja por la casación denegada, con duras acusaciones al fiscal Martín Lozada.
jueves, 17 de mayo de 2018 21:40
jueves, 17 de mayo de 2018 21:40

Rodolfo Rodrigo, el abogado defensor de Enzo Lampasona, el excoordinador estudiantil sanjuanino absuelto tras ser acusado de violación, presentó un recurso de queja por la casación denegada, con duras acusaciones al fiscal y el desarrollo del juicio en sí mismo. Señala que hay muchas contradicciones y mentiras en las declaraciones de la denunciante y que el juicio ni siquiera debería haberse realizado. Pide que se dicte la absolución en forma contundente y no por el beneficio de la duda.

El abogado recuerda en su presentación que el coordinador fue imputado en octubre de 2015 por abuso agravado contra una menor en el marco de un viaje de egresados de alumnos de San Juan. Ante la denuncia, fue detenido "por activa gestión del ministerio fiscal" por cinco meses, "en los que soportó todo tipo de escarnios en la alcaldía". Tras lograr la excarcelación, Rodrigo señala que su defendido, no sólo no se fugó, como habían alegado los fiscales que podría suceder, sino que "viernes tras viernes" se presentaba en el juzgado. 

La causa llegó a juicio en el 2017 y ante una enfermedad del abogado, Lampasona resolvió que lo defendiera el defensor oficial para que el debate no se suspendiera. Sin embargo, el defensor oficial pidió la suspensión de la audiencia y se pasó para marzo de 2018. 

Resalta Rodrigo en su presentación, detallada en el portal Bariloche 2000, que "lo insólito en esta suspensión es que el fiscal Martín Lozada y el camarista Marcelo Barrutia mintieron a sus pares, a los testigos que habían viajado y a los medios de prensa, diciendo que la audiencia se suspendía a causa de mi renuncia intempestiva e irresponsable". 

Rodrigo resalta que "Barrutia y Lozada hicieron un show (a lo que son muy afectos), con su mentira". 

Ante esto, Rodrigo denunció penalmente tanto al juez como al fiscal. A Barrutia por prevaricato y a Lozada, por violación de secretos. "Espero que los condenen y expulsen del cargo", señala. 

Además, en su presentación el abogado sostiene que en la audiencia realizada en marzo "quedó bien clara la inocencia de Lampasona" y resaltó que el debate fue de "singular contundencia". 

Critica también la "actividad mediática copiosa de Lozada" y a modo de ejemplo menciona que mientras se producían los alegatos, ya los diarios digitales de San Juan informaban que el fiscal había pedido una condena de 10 años. "Tremenda su desesperación por lo mediático", expresa. 

Señaló que si bien tras el contundente juicio Lampasona fue absuelto por el beneficio de la duda y en estos casos los defensores no recurren, sintió el deber de hacer el recurso de casación debido a lo "contundente de la prueba de la patraña de la denuncia y de la inocencia de Lampasona, que merece una absolución más contundente". 

Resalta Rodrigo que está demostrada la inexistencia del delito y no había razón para incluir el beneficio de la duda. El recurso de casación fue declarado inadmisible el 18 de abril dado que consideraron que el abogado se refería a cuestiones de prueba que ya habían sido analizadas extensamente "y son privativas del tribunal, no revisables en casatoria". 

Sin embargo interpuso el recurso de queja porque considera que su defendido ni siquiera debería haber sido llevado a juicio, tal como se desprende de diferentes declaraciones de testigos a lo largo de la audiencia. Enfatiza que tuvo una relación sexual consentida y sostiene que hay numerosas contradicciones entre lo declarado por la joven en audiencia y en cámara Gessell, así como lo declarado a los distintos médicos. Señaló que cuando los jueces cotejen lo narrado por los profesionales que asistieron a la menor y las declaraciones hechas en audiencia y cámara Gessell "no entenderán cómo este caso fue llevado a juicio, y la profusa mitomanía que fue constante en cada expresión de la denunciante". 

Además, en su presentación hace referencia a denuncias anteriores hechas por la joven sobre otras violaciones sufridas. 

Según muestran las cámaras de seguridad del hotel, sostiene el abogado que no ocurrió lo que declaró la denunciante al llegar al hotel, según lo cual el coordinador la habría tomado de la cintura y la habría metido en la habitación, sino que "llegaron juntos, pidieron la llave al conserje, subieron las escaleras y entraron juntos en la habitación".

Manifiesta Rodrigo que a esto pueden sumarse decenas de indicios claros que muestran que la violación no sucedió "sino que fue, como dijo siempre Lampasona, una relación consentida".

En duros términos se refiere al accionar del fiscal Lozada y sostiene que tiene una "obsesión de figuración y notoriedad". Además señala que no sólo "violó la orden del secreto que nos impuso a todos el Tribunal" sino que cuestiona que la profusa actividad mediática "hizo instalar a Lampasona como un violador favorecido, con informaciones fragmentadas".

También enfatiza Rodrigo que es "increíble" que hasta ahora no haya sucedido nada con "la mentira de Barrutia y Lozada en la audiencia". Agrega que "en un poder judicial serio y normal, ninguno podría estar en funciones".

Sostiene que el coordinador "ha resultado la gran víctima de la actividad del fiscal" y expresa que éste incentivó a un grupo de mujeres para que lapiden por todos lados a su defendido. Asegura que se querellará próximamente a quienes lo difamaron y "espero que ahí confiesen que Lozada les vendió pescado podrido, como se dice en la jerga".

Comentarios