Chimbas

Le robaron a una periodista y le mostraron un arma de fuego

El hecho sucedió el miércoles alrededor de las 20.30 en calle Tucumán y Centenario en Chimbas. Una periodista sufrió un violento robo cuando caminaba por la zona.
viernes, 02 de febrero de 2018 00:00
viernes, 02 de febrero de 2018 00:00

El hecho sucedió el miércoles alrededor de las 20.30 en calle Tucumán y Centenario en Chimbas. Una periodista sufrió un violento robo cuando caminaba por la zona y de suerte no terminó con una tragedia. Dolly Rodríguez había salido a caminar como todos los días cuando un hombre se avalanzó sobre ella para lograr sacarle sus pertenencias. En medio del forcejeo, el hombre le mostró un arma de fuego que la intimidó para no seguir luchando por su celular.

"Todas las tardes salgo a caminar y llevo el celular, porque tengo una aplicación que me va marcando los pasos y el ritmo. Lo llevo siempre escondido en la panza y no en la mano para no mostrarlo. Ese día llevaba en la mano izquierda la llave del portón, un pañuelo descartable y cuando iba caminando siento que alguien me pega en la pierna izquierda. Era el tipo que me empezó a agarrar la mano para abrirla. Le pregunté qué quería si tengo una llave y siguió", comenzó relatando a Diario La Provincia la periodista y movilera de AM1020.

Según relató, el hombre le "tironeaba" el brazo a tal punto que le provocó un moretón y en medio del forcejeo se le cayó por la pierna el celular que estaba escondido. "Se agachó para agarrarlo y le pegué una patada entre las piernas. Me dijo 'no te hagas la viva' y me mostró un arma. Fue como un minuto que forcejeé... el tipo no estaba bajo efecto de nada sino me dispara. Igual no se si era un arma de juguete o qué. Es mucha bronca la que tengo y sé que estuve mal en forcejear porque podría haber sido peor", agregó Rodríguez.

El ladrón que, según relató la periodista, estaba muy bien vestido salió corriendo y subió a una moto tras el hecho delictivo. Luego hizo la denuncia en la Comisaría 17 para reportar el robo del aparato Huawei y desde la empresa de servicio de telefonía dió de baja a la unidad lo que provocó que quedara bloqueado.

"Jamás me pasó algo. Para mi fue que se dieron cuenta que algo llevaba en la mano. Creían que llevaba el monedero y el celular le vino como anillo al dedo", lamentó más que nada por las notas periodísticas grabadas y los teléfonos de contactos que tenía. 

Comentarios