Justicia

El caso por un falso allanamiento en Jáchal pasó a juicio

No hubo acuerdo en la audiencia de presentación contra un policía, un expolicía y un civil por el delito de extorsión contra un comerciante.
martes, 11 de diciembre de 2018 22:10
martes, 11 de diciembre de 2018 22:10

El juez Eduardo Raed resolvió pasar a la instancia de juicio, con el testimonio de testigos y el ofrecimiento de pruebas, la causa contra José Luis Morán Jofré (46), Alfredo Ricardo González (63) y Raúl Ernesto Gelves (35) por el delito de extorsión en perjuicio del propietario de una distribuidora en bebidas en Jáchal. José Luis Morán iba a ser juzgado en dos juicios distintos por el delito de ´tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y de guerra´ ya que se encontraron dos armas en un armario en su oficina donde cumple función como policía. Y por el delito de ´extorsión´, junto a González, retirado de la Policía, y Gélves, de ocupación perforista.

El Ministerio Público Fiscal pidió la conexidad entre las causas por los delitos para juzgarlo en un solo juicio y el juez Raed dio lugar a ese pedido. El hecho ocurrió el sábado 8 de diciembre a las 12.40 horas en la Villa San José de Jáchal. Tres hombres ingresaron a un local comercial de distribución de bebidas gaseosas simulando ser empleados de la autoridad pública. Uno se presentó como ´veedor judicial´, el otro como integrante de la división de Toxicomanía, quien sacó fotos del lugar y del camión de la víctima, y el tercero se presentó como juez.

Mediante una falsa orden de allanamiento exigían al dueño del local la entrega de 200 mil pesos para detenerlo. Al no tener el dinero y ante el temor de ser detenido, la víctima les ofreció 88 mil pesos, suma que fue aceptada por los malvivientes. Cuando se retiraron en una camioneta Ford Ranger, la víctima denunció el hecho y fueron interceptados por personal policial en la Ruta 40, al kilómetro 3.487, casi llegando a Villicum. Al aprehender y revisar a los tres hombres, los efectivos encontraron que uno tenía un importante fajo de dinero escondido entre sus partes íntimas, y además había un bolso con uniforme policial y un arma de fuego en la camioneta.

El Ministerio Público Fiscal, representando por el coordinador fiscal Daniel Guillén y el fiscal Adrián Riveros, entendieron que cada uno de los imputados tuvo participación en la acción, hubo planificación y división de roles, con intimidación engañosa. Los defensores privados Horacio Merino y César Jofré solicitaron el cambio de calificación del delito de ´extorsión´ por el de ´estafa´, que es excarcelable. El juez Raed desestimó el pedido y resolvió inhibirse en la causa y pasar a la instancia de juicio (audiencia de finalización) para el próximo martes 18 de diciembre.

Comentarios