Judicial

Mamá de Yuliana: "mi hija no puede hablar, hace señas con su mano como de un revolver"

Según contó su mamá Susana Troncozo, la joven de 22 años de edad no puede hablar y le hace permanentemente la seña de revolver con la mano pero no explica qué pasó'.
viernes, 23 de noviembre de 2018 07:55
viernes, 23 de noviembre de 2018 07:55

Yuliana Neira sigue en estado delicado, internada en el Hospital Rawson, tras recibir un disparo que le perforó varios órganos y se alojó en la columna. Si bien le sacaron el proyectil aún no puede hablar y sólo se comunica con señas. Según contó su mamá Susana Troncozo, la joven de 22 años de edad le hace permanentemente la seña de revolver con la mano pero no explica qué pasó".

"Va todo muy lento. Sigue con su problema crítico de su columna. Los médicos sostienen que puede no caminar más porque le ha dañado la columna. Abre y cierra los ojos nada más pero yo tengo fe que pueda volver a caminar, no quiero pensar en otra cosa", expresó la mujer con gran dolor a Diario La Provincia.

Según señaló, Yuliana no puede hablar, está en Terapia "y va a pasar mucho tiempo hasta que pueda comunicarse". "Hace señas con su mano, como de un revolver. El hígado está dañado porque refiló la bala y ya fue operada de su pulmón y recibió varias transfusiones", destacó.

Susana Troncozo señaló que se siente "muy triste, muy mal" porque nunca pensó que "podía pasar esto" e imaginó "que pudiera terminar así". Si bien todo está en la etapa de investigación, ella siente que el culpable es el ex novio de la chica que por estas horas permanece detenido tras confesar que le disparó por error. 

"Pido la máxima pena, que no era eso para mi hija. Ella le dio todo como le di yo, toda la confianza. Mi hija no merecía esto. Yo vivo entre el hospital y mi casa. No podemos quedarnos en el hospital porque no se puede... soy diabética y la semana pasada tenía el azúcar alta. Es muy feo lo que estoy viviendo", explicó. 

La mujer vive por estos días con su hermana y sus dos hijas de 14 y 16 años. "Lo único que pido es justicia por mi hija, no puede quedar esto impune. Creo en Dios y la Virgen. A lo mejor costará mucho pero sé que va a salir", finalizó.

El hecho sucedió el lunes 12 de noviembre en la noche, en el barrio Belgrano, en Rawson.

Comentarios