Judicial

Por estafar a la AFIP, sentenciaron a 14 sanjuaninos a prisión

El caso, descubierto hace siete años, involucra a 14 personas entre contadores y ex empleados del órgano recaudador del Estado, además de particulares que ofrecían los servicios.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 18:33
miércoles, 14 de noviembre de 2018 18:33

El Tribunal Oral Federal de San Juan (TOF), dictó este mediodía sentencias de entre 3 años y medio y 5 años a un grupo de 14 contadores y empleados que se dedicaban a borrar deudas de contribuyentes en la AFIP y a vender facturas truchas, al aceptar un convenio de juicio abreviado.

El Tribunal integrado por el sanjuanino Hugo Echegaray, el mendocino Daniel Carelli y la puntana Gretel Diamante, aceptaron el acuerdo alcanzado con las defensas de los imputados por el Ministerio Público Fiscal a cargo del fiscal Francisco Maldonado.

El caso, descubierto hace siete años, involucra a 14 personas entre contadores y ex empleados del órgano recaudador del Estado, además de particulares que ofrecían los servicios de borrado de deudas, créditos fiscales y facturas truchas.

El TOF de San Juan dispuso penas de entre 3,5 y 5 años de prisión para los imputados e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos a los ex empleados dela AFIP.

Los contadores Cristian Olmos y Daniel Humberto Fornari tuvieron la pena mayor, por ser coautores del delito de asociación ilícita fiscal, en carácter de jefes u organizadores.

Los empleados de AFIP Rubén Darío Falcón, Walter Doublas Prividera y Manuel Francisco Montivero Miranda, fueron calificados como integrantes de esa asociación, porque tenían la misión de manipular el sistema informático de la entidad para borrar las deudas impositivas.

Por otro lado, Julio Andrés Ayala y Raúl Ricardo Peña, que vendían facturas truchas y Luis Alberto Alé que ofrecía el servicio de borrado de deudas, tuvieron las penas menores.

Finalmente los otros integrantes de la banda son César Esteban Vignoli y Fernando Jolivot, quienes habrían sido los responsables de captar clientes, según señala la acusación, Héctor Quirós, quien transfería saldos inexistentes de libre disponibilidad y Antonio Ribas, que junto a Antonio Monteleone cumplían tareas menores.

Por último, Edmundo Novelli, uno de los dueños de la franquicia de Helados Grido, recibió la pena de prisión en suspenso porque tuvo una participación menor, ya que se vio beneficiado con la supresión de los impuestos en la AFIP.

 

Comentarios