Horror

Mamá de la nena héroe: "si no fuera por mi nena, mis hijos hubieran muerto quemados"

El siniestro se dio en el Lote Hogar 38, en Chimbas, alrededor de las 22.30 y gracias a la nena, ninguno de los niños murió.
martes, 09 de octubre de 2018 14:00
martes, 09 de octubre de 2018 14:00

Héroe con apenas 8 años de edad. Así es la pequeña Zaira quien este lunes en la noche tomó a su hermanita de 10 meses en brazos y tomó de la mano a sus hermanitos y salió corriendo del lugar donde dormía para evitar que todos murieran incendiados. El siniestro se dio en el Lote Hogar 38, en Chimbas, alrededor de las 22.30 y gracias a la nena, ninguno de los niños murió.

"Esto fue más que un milagro, gracias a mi nena mayor, mis hijos se salvaron. Si no hubiera sido por ella mis hijos hubieran muerto quemados", señaló a Diario La Provincia, Karen Aguirre (25), madre de los niños quien explicó que el cortocircuito se habría dado por un recalentamiento de los cables de la Unión Vecinal, que es donde estaban viviendo.

La mujer contó que allí no tenía térmica y a partir del recalentamiento de los cables fue el incendio. En el momento del siniestro, ella estaba con su marido, Germán Balmaceda (26) buscando fuera de la Unión Vecinal el celular del cuñado que se les había perdido. Cuando se dieron cuenta de la gruesa columna de humo que salía del lugar, intentaron ingresar pero vieron a su hija salir con el resto de los niños. 

"Mi nena de 10 meses estaba durmiendo y mi niño de 2 años también. Empezamos a ver humo y que entremedio de éste salía la nena de 8 años que venía con la nena de 10 meses en los brazos y mi nene de 2 años", relató la mujer.

Según le contó la nena de 8 años, cuando vio las llamas no dudó en alzar a la bebé que estaba parada en la cuna. "Me dijo 'lo único que alcancé es a ver a Azul apoyada en la pared, ya estaba inhalando el humo. Iba a salir con ella pero a Thian no lo había visto y me di cuenta que estaba durmiendo debajo de las colchas. Lo alcancé a ver y lo llevé'. Mi hija mayor sufrió más quemaduras que el resto. Gracias a Dios el otro nene no sufrió nada, tuvo apenas unas ampollas pero no como la nena", agregó.

Sus hijos tienen 8, 4 y 3 años. La bebé tiene 10 meses. Todos se quedaron con lo puesto. "Fue un milagro, gracias a Dios fue una desgracia con suerte. En lo material perdí todo, desde ropa de los niños, las sillas, el televisor, todo, pero gracias a Dios mis hijos están bien", puntualizó.

Si bien han recibido ayuda de la municipalidad de Chimbas y de Desarrollo Humano, están necesitando ropa y calzado. En el lugar donde vivían, ella tenía una verdulería que era su ingreso económico. Sin embargo las llamas consumieron todo desde las verduras y frutas hasta la la balanza y la ganancia. Por su parte, su marido es durlero y también perdió todas las herramientas de trabajo.

 

Galería de fotos

Comentarios