Indignante

Robaron a la familia de la nena heroína que rescató a sus hermanos de un incendio

La familia perdió casi todas sus pertenencias y ayer, mientras atendían a sus hijos y recibían a vecinos, alguien aprovechó para llevarse un costoso elemento.

Este martes, los sanjuaninos se conmovieron con la valentía de Zaira, la nena de 8 años que salvó a sus hermanos del incendio de la casa que ocupaba con su familia en el Lote Hogar 38, en Chimbas. Ayer por la noche, sus papás y uno de sus hermanos permanecieron en el lugar, entre escombros y las pocas pertenencias que salvaron porque se dieron cuenta que les habían robado.

Karen Aguirre, la mamá de los chicos y su marido Germán Balmaceda, creen que cuando estaban recibiendo a vecinos que fueron a ofrecerles ayuda y a personal del municipio de Chimbas y Desarrollo Humano, alguien se llevó un elemento costo y necesario para ellos: una garrafa.

De forma que improvisaron un techo en una esquina de la construcción que fue devastada por las llamas para pasar la noche junto a uno de sus pequeños hijos que no quiso estar lejos de ellos. Zaira y sus otros hermanitos están con un familiar.

El municipio de Chimbas les entregará materiales para empezar a reconstruir el techo y hacer otros arreglos para recuperar de a poco su casa.

El caso

Héroe con apenas 8 años de edad. Así es la pequeña Zaira quien este lunes en la noche tomó a su hermanita de 10 meses en brazos y tomó de la mano a sus hermanitos y salió corriendo del lugar donde dormía para evitar que todos murieran incendiados. El siniestro se dio en el Lote Hogar 38, en Chimbas, alrededor de las 22.30 y gracias a la nena, ninguno de los niños murió.

"Esto fue más que un milagro, gracias a mi nena mayor, mis hijos se salvaron. Si no hubiera sido por ella mis hijos hubieran muerto quemados", señaló a Diario La Provincia, Karen Aguirre (25), madre de los niños quien explicó que el cortocircuito se habría dado por un recalentamiento de los cables de la Unión Vecinal, que es donde estaban viviendo.

La mujer contó que allí no tenía térmica y a partir del recalentamiento de los cables fue el incendio. En el momento del siniestro, ella estaba con su marido, Germán Balmaceda (26) buscando fuera de la Unión Vecinal el celular del cuñado que se les había perdido. Cuando se dieron cuenta de la gruesa columna de humo que salía del lugar, intentaron ingresar pero vieron a su hija salir con el resto de los niños. 

"Mi nena de 10 meses estaba durmiendo y mi niño de 2 años también. Empezamos a ver humo y que entremedio de éste salía la nena de 8 años que venía con la nena de 10 meses en los brazos y mi nene de 2 años", relató la mujer.

Según le contó la nena de 8 años, cuando vio las llamas no dudó en alzar a la bebé que estaba parada en la cuna. "Me dijo 'lo único que alcancé es a ver a Azul apoyada en la pared, ya estaba inhalando el humo. Iba a salir con ella pero a Thian no lo había visto y me di cuenta que estaba durmiendo debajo de las colchas. Lo alcancé a ver y lo llevé'. Mi hija mayor sufrió más quemaduras que el resto. Gracias a Dios el otro nene no sufrió nada, tuvo apenas unas ampollas pero no como la nena", agregó.

Sus hijos tienen 8, 4 y 3 años. La bebé tiene 10 meses. Todos se quedaron con lo puesto.

 

Comentarios