Inseguridad

Rompieron el cierre perimetral y se robaron las telas de un refugio para callejeritos

Campito San Roque había conseguido los materiales con mucho esfuerzo y también la mano de obra para dejar el predio listo. Les llevaron todo.
lunes, 01 de octubre de 2018 18:04
lunes, 01 de octubre de 2018 18:04

Los voluntarios de Campito San Roque, la Asociación Civil que trabaja para tener un refugio para animales callejeros que serán adiestrados para ayudar a personas con discapacidad, recibieron la peor noticia. Este domingo, supieron que les habían desmantelado el cierre perimetral para llevarse la tela metálica, una material que actualmente tiene un gran valor económico.

Silvina Rey, referente de la asociación detalló a Diario La Provincia que "el senador Roberto Basualdo nos donó el terreno. Se interesó mucho por el proyecto y colaboró con nuestro gran sueño. Con mucho esfuerzo y a base de donaciones de la gente, logramos hacer el cierre perimetral para empezar con las instalaciones".

Y es que, entre voluntarios y trabajadores, levantaron el cierre para que el terreno estuviera delimitado y protegido. Sin embargo, con mucha bronca, vieron todo su esfuerzo deshecho. "No nos robaste a nosotros, le robaste a los animales y la ilusión de ver de esos perros callejeros convertidos en perros de terapia. Reflexioná y devolvé lo que no es tuyo porque nos costó lagrimas hacer esto", señalaron los voluntarios.

Radicada la denuncia, se investiga el hecho.

El proyecto

Los voluntarios llevarán los animales al refugio, donde dos adiestradores (uno de ellos, integrante de la división Canes de la Policía de San Juan) aplicarán sus técnicas con callejeritos sanos y también con amputados u con otro tipo de discapacidad. "Recibiremos a los animales mestizos que son abandonados y se les dará atención veterinaria y tránsito. A la vez, los interesados en tener un perro adiestrado deberán ser parte del proceso de entrenamiento porque en estos casos es el animal el que elige con quién estar; a quién ayudar. Será un mecanismo muy cuidado porque necesitamos garantías de que la adaptación será exitosa", señaló Silvina.

La iniciativa cuenta con la colaboración y el compromiso de los 30 voluntarios del Campito San Roque, un abogado, un contador, un veterinario y hasta un médico que actuará en caso que haya alguna contingencia en el adiestramiento. Además de caniles e instalaciones para hacer un trabajo integral, también se espera sumar un quirófano para esterilizar. "Con el emplazamiento de un container o un módulo habitacional, podemos tener un lugar para castrar a los animales, otro requisito para recibirlo y trabajar con ellos. Además, vecinos de la zona podrán llevar a sus mascotas", destacó Silvina.

 

Galería de fotos

Comentarios