Judicial

Aplicaron la primera condena de Flagrancia en San Juan: dos jóvenes recibieron prisión en suspenso

Este jueves a las 11 de la mañana se realizó la audiencia de aplicación del primer caso de Flagrancia en San Juan. Dos jóvenes recibieron sentencia por robar un celular. Deberán cumplir condena de un año y dos meses de prisión en suspenso por robo simple.
jueves, 10 de agosto de 2017 12:00
jueves, 10 de agosto de 2017 12:00

Un año y dos meses de prisión en suspenso. Ésa fue la condena que recibió una pareja por arrebatarle el celular a una adolescente en el micro. El hecho ocurrió este miércoles en la siesta, cuando la chica había salido del colegio y se trasladaba en la línea 41. La sentencia la recibió una mujer de 21 años de edad y un hombre de 18 años de edad que fueron arrestados pocos minutos después de concretarse el hecho delictivo.

La condena que se les aplicó a Silvana Cecilia Castro y Fernando Gastón Amarfil es de un año y dos meses de prisión en suspenso, por robo simple, bajo el artículo 164 del código penal . Ambos no irán inmediatamente presos porque no contaban con antecedentes delictivos. 

El proceso de Flagrancia implicó que tras la detención de los detenidos, se debió obtener la planilla prontuariar para determinar los antecedentes. A su vez ambos fueron revisados con un médico legista y se hizo un informe técnico del celular para ver si coincidía o no con el que había sido arrebatado a la adolescente. Todo quedó en un legajo (desapareció el expediente como se estaba acostumbrado a ver) y tras el juicio abreviado de este jueves en la mañana, la víctima recuperará su celular en las próximas horas (antes debía esperar meses para obtenerlos).

El caso

El hecho ocurrió este miércoles en el barrio Centinela 1. Una adolescente de 15 años de edad, que recién salía de la escuela, viajaba sentada en un colectivo línea 41 escuchando música con los auriculares, con un joven al lado de ella y otra chica detrás. Cuando se dio la parada del micro, el joven y la chica se bajaron de la unidad no sin antes arrebatarle el celular y salieron corriendo. 

En ese momento un pasajero que vio todo llamó al 911 mientras la víctima salió corriendo detrás del chico. Mientras se producía la persecusión, apareció el móvil de la policial comunal de Rivadavia que se encontraba haciendo parada fija a la salida de la escuela Julia León, a cargo de la agente Vanesa Coyado y el chófer  Pablo Reino. Los efectivos acudieron rápidamente al lugar y detuvieron a los presunto autores del hecho. Se hizo presente el oficial a cargo del turno mañana Tejada Hugo, con el chófer David Poblete y la chica pudo identificar a los autores del robo. Ahí mismo se recuperó el celular y ella pudo identificar el aparato como propio. La detención se produjo en Cabot y San Miguel.
 

Comentarios

Otras Noticias