Investigación

El padre de la jachallera desaparecida en Neuquén cree que fue intencional que el auto cayera al río

Después de otra jornada sin hallar a la adolescente en el río Limay, Gustavo Varela afirmó que no pierden las esperanzas de hallarla con vida y que el joven que la acompañaba ocasionó conscientemente el siniestro.
miércoles, 06 de abril de 2016 07:41
miércoles, 06 de abril de 2016 07:41
"Lo único que quiero es que aparezca mi hija". La frase pertenece a Gustavo Varela, quien, cargado de angustia y desesperación, llegó desde San Juan a Neuquén para participar de la búsqueda de su hija Milagros que el sábado cayó a bordo de un auto al río Limay, conducido por un joven que estaba ebrio. Desde entonces, lo único que se sabe es que la arrastró la corriente.
 
Después de dos días de una intensa búsqueda, tanto por agua como por tierra, no hay rastros de la menor, aunque su papá confía en que puede aparecer con vida. Buzos tácticos de Bomberos y Prefectura retomaron las tareas de búsqueda desde muy temprano hasta que la caída del sol marcó el final de la jornada por falta de luz, según remarca el diario La Mañana.

Según informó el padre de Milagros, su hija de 15 años no tenía relación con Maximiliano Reyes, de 20 años,  el joven que manejaba el auto por la calle Batilana. "El chico tuvo la intención de que el auto terminara en el río. La Policía no encontró huellas de frenada de auto, sino que fue directo hacia el agua", manifestó.

Como si la situación no fuera de por sí dramática para la familia, el padre está aún más angustiado porque se encuentra separado de la madre de la menor y ella se radicó en Plottier con sus dos hijos sin avisarle nada. "Me enteré cuando el domingo al mediodía me llamó un policía para decirme lo que había pasado. No sabía que mis hijos estaban acá", confesó entre lágrimas.

Comentarios