Siniestro

Jachallera desaparecida en Neuquén: su familia no conocía al joven que manejaba el auto y aumenta la tensión

La Policía no logra hallar a Milagros Varela y el joven que manejaba el auto que cayó al río estaba alcoholizado y no vio que se terminaba el camino. Sus familiares están desesperados.
lunes, 04 de abril de 2016 13:50
lunes, 04 de abril de 2016 13:50

La familia de Milagros Varela, la adolescente de 15 años que cayó en un auto al río Limay en Neuquén, está desesperada y aumenta la tensión a cada hora que pasa de la búsqueda policial sin tener resultados. El siniestro ocurrió este sábado y todo indica que el joven que manejaba el auto no vio que se terminaba el camino de ripio. Además, los dosajes de alcoholemia resultaron positivos.

Hace un mes y medio que Milagros vive en Neuquén, provincia a la que llegó junto a su madre y su hermano. Sus lazos con familiares en San Juan son muy fuertes y los hermanos que están en la provincia usan las redes sociales para intentar lograr algún dato sobre su paradero.

En cuanto a las horas previas al accidente en la localidad de Plottier, los familiares aseguraron al diario La Mañana que no conocen al joven que pasó a buscarla por su casa, este sábado, cerca de las 20.30. Lo único que Milagros les dijo es que "iba a dar una vuelta" pero hasta ahora, no se sabe nada de ella.

El caso

Este sábado cerca de las 21.30, un auto cayó al lecho del río Limay en Neuquén. El conductor logró salir pero Milagros Varela, una adolescente oriunda de Jáchal fue arrastrada por la corriente.

Según la Policía sobre la calle de ripio no había rastros de frenadas ni de ninguna maniobra evasiva, por lo que creen que el conductor no alcanzó a ver que se terminaba el camino.

Unos pescadores que estaban a unos 200 metros del lugar fueron los primeros en auxiliar a las víctimas y le comentaron a la Policía que el auto venía muy fuerte, voló y cayó a unos 15 metros de la orilla. "El final de la calle es abrupto, no hay ningún tipo de señalización ni barreras. La calle está varios metros por encima de la costa del río, por eso el auto voló varios metros”, explicó el coordinador operativo de la zona oeste, Cristian Búcolo al diario La Mañana.

Uno de los pescadores se tiró al agua e intentó socorrer a la menor que era arrastrada por la corriente, pero fue imposible. Luego se perdió en la inmensidad del río y la noche.

El joven salió por sus propios medios y cuando llegó la Policía al lugar estaba en shock. Fuentes judiciales confirmaron que estaba borracho. Aunque no trascendió el dosaje, un investigador reconoció que "era varias veces por encima del máximo permitido”.

 

Comentarios