Chimbas

Le mataron el hijo hace dos años y uno de los supuestos implicados, en libertad, la amenazó de muerte

La mamá de Marcos Bustos Calivar, asesinado en octubre del 2014, aseguró que su familia vive con miedo porque reciben constantes amenazas. 'El juez nunca me llamó para hablar conmigo', aseguró.
lunes, 18 de abril de 2016 16:30
lunes, 18 de abril de 2016 16:30

La vida de la familia Bustos Calivar es un infierno. El 12 de octubre del 2014, en una gresca, un joven de 16 años llamado Marcos Francisco Bustos Calivar terminó muriendo de una puñalada en la espalda. El chico era albañil y era el mayor de seis hermanos. Por aquel entonces tres personas quedaron detenidos y uno al ser menor de edad recuperó luego la libertad.  

A un año y medio de aquella tragedia, la familia pide a gritos que la justicia avance en la causa judicial y que vuelva a detener a aquel chico que quedó en libertad y que sería uno de los autores del crimen. La mamá de Marcos, Irma del Rosario Calivar, aseguró que su familia vive con miedo porque reciben constantes amenazas.

"El 12 de octubre mataron a mi hijo de una puñalada en la espalda y recuerdo que me avisó un amigo de él. Me dijo que estaba tirado en la calle Santa Cruz del barrio San Francisco II. Cuando llegué mi hijo había fallecido en el acto", recordó la madre con lágrimas en las manos en la puerta de Tribunales. Hasta allí llegó este lunes junto a sus otros hijos y con pancartas con fotos para pedir que la justicia avance en el caso.

 

"Quiero que se haga justicia y pido seguridad para mi familia. Tengo amenazas permanente de Miguel Romero que amenaza a mis hijos y anda suelto. El chico era menor pero ahora es mayor y está libre. ¿Por qué no está detenido? Habían testigos y estuvo preso pero no sabemos por qué está en libertad", preguntó la mujer molesta por el accionar de la justicia.

 

La madre de Marcos aseguró que en tribunales no le dan respuestas y quiere que el juez la llame para declarar y expresar lo que sabe. "Nunca me llamó para hablar conmigo", aseguró. 

Luego recordó que la imagen que tiene de su hijo es un chico que siempre sonreía. "El domingo pasado cumplió 18 años y ahí estuve en el cementerio con él", trajo a la memoria la mujer antes de dejar correr las lágrimas por su mejilla y asegurar que siempre va a estar en Tribunales hasta que se llame a juicio por el caso.
 
"Voy a pedir también seguridad por mi familia. Quiero que me apoyen y que este chico esté detenido. El viernes me amenazó en la calle 10, me dijo que me iba a matar con mis hijos y me sacó un revólver. Hice la denuncia pero él anda suelto. Qué está esperando el juez, que me maten otro hijo. La policía me dijo que están esperando la orden del juez", finalizó Irma Calivar. 

 

 

Galería de fotos

Comentarios