Judicial

Claudio Gil recibió prisión perpetua por asesinar al chef Carlos Echegaray

Prisión perpetua. Ése fue el dictamen dado por la justicia este viernes en la mañana en la Sala I de la Cámara Penal contra Claudio Gil a quien se lo indicó como el autor del crimen del chef Carlos Echegaray.
viernes, 01 de abril de 2016 13:21
viernes, 01 de abril de 2016 13:21
Prisión perpetua. Ése fue el dictamen dado por la justicia este viernes en la mañana en la Sala I de la Cámara Penal contra Claudio Gil a quien se lo indicó como el autor del crimen del chef Carlos Echegaray allá por enero del 2014. La sentencia fue bajo la carátula Homicidio Doblemente Agravado por Alevosía. 
 
Fueron los magistrados José Iglesias, Silvia Peña Sansó y Juan Caballero Vidal (hijo) quienes dispusieron la sentencia tras analizar las pruebas y los testimonios recabados en diferentes etapas de la investigación. El único imputado fue Claudio Gil, quien además en su haber cuenta con imputaciones por varios asesinatos no solo en San Juan sino también en San Luis.

En el comienzo del proceso, negó tener un vínculo con la víctima y aseguró no conocerlo. Sin embargo se comprobó que fue quien realizó las ocho apuñaladas al chef en su vivienda de calle Estados Unidos a metros de Mitre el 9 de enero del 2014. 
 
Claudio Gil es un hombre de un frondoso prontuario que incluye escapes a la ley (estuvo preso en el penal de Chimbas, por robo de automotor y privación ilegítima de la libertad, hasta fines de 1996 cuando se fugó) e incluso fue condenado por homicidio simple a Alberto Herrera, un comerciante homosexual de San Luis. 

Además se lo vincula a las muertes de Jorge Espínola a raíz de una serie de llamadas que habría realizado a su celular antes de su muerte. Incluso está la duda sobre su relación con la muerte del enfermero Omar Olivares que sucedió en el 2009. Todos murieron acuchillados.
 
Tras recibir la sentencia, Claudio Gil aseguró que es inocente y culpó a la prensa por el dictamen de la justicia
 
La muerte del chef 
El chef y docente de la Universidad Católica de Cuyo, Carlos Echegaray apareció muerto el jueves 6 de enero de 2015 en su casa con un puntazo en la nuca, atado y tirado en la cama en un alto grado de descomposición. La autopsia indicó que habría muerto entre la noche del lunes y la madrugada del martes de esa semana. El olor nauseabundo que salía de su casa, alertó a una vecina de su ausencia, con lo que dio aviso a la policía. 

Comentarios