Siniestro

A un mes de la muerte de una sanjuanina volvieron las balsas de rafting al río Mendoza

La familia de Adela Nievas, que falleció ahogada practicando rafting en Uspallata, repudió la decisión y exigieron justicia.
martes, 08 de marzo de 2016 18:24
martes, 08 de marzo de 2016 18:24

 Los familiares de Adela Nievas, la sanjuanina de 31 años que murió al volcar una balsa de rafting en el río Mendoza, a la altura de Uspallata, mostraron su indignación a un mes del trágico hecho. La razón es que se volvió a practicar la actividad en el mismo lugar por parte de la empresa que es investigada por negligencia.

"Hoy a casi un mes del accidente en Uspallata que le costó la vida a Adela Nievas volvieron las balsas al río Mendoza! Como puede ser!??? Que les pasa gobierno mendocino?!! Si ustedes no paran! nosotros tampoco vamos a parar! JUSTICIA X ADELA!!!", escribieron en el muro de la página de Facebook que busca mantener viva la lucha para que los responsables sean penados por los tribunales mendocinos.

 

Recordando el caso, Adela, su hermano Luis junto a sus parejas (Jorge Aníbal Correa y Gisela Romano respectivamente) y tres primos contrataron los servicios de Aventura Uspallata para conocer cómo era hacer rafting en el río de la vecina provincia.

"Los primeros ocho kilómetros (la mitad del recorrido) que hicimos en la balsa fueron muy tranquilos. Pero llegando a los dieciséis kilómetros, Alexis Oyola -el encargado- se separó mucho de la balsa de atrás. Lo último que tenemos en nuestra mente mis primos, Gisela y yo es lo que dijo el guía, cuando el río se ensanchaba y había una parte que era muy calma y otra en donde había muchas olas. Oyola dijo ‘vamos por esas olas, vamos que ahí están las más grandes’. Habré hecho un remo y ya me encontraba abajo del agua”, relata apesadumbrado el joven bartender y profesional gastronómico.   

En una nota, el diario mendocino El Sol nombra entre las 13 empresas habilitadas para practicar rafting en aquella provincia a Aventura Uspallata y replica lo que dijo el director de Desarrollo Turístico del Ente Autárquico de Turismo de Mendoza, Marcelo Reynoso, al asegurar que Adela falleció porque "entró en pánico”. Esto contrasta con lo que detalla Luis Nievas, más aún cuando en la misma nota se aclara que el guía "lanzó un bolso de auxilio que salvó al resto de los compañeros de aventura”. "Yo habré hecho tres kilómetros agarrado del gomón y él no hizo nada. Alexis Oyola había perdido hasta el remo porque yo le decía ‘por favor, tirá la balsa al costado’ y él me decía ‘no tengo remo’. No tenía nada para salvar a nadie y ni siquiera lo intentó”, aclaró el barman. 

La nota periodística advierte que "la turista fallecida contaba con un seguro que le contrata la empresa de turismo aventura” y que esa institución es la que debe entonces "hacer frente al accidente”. Nievas desmiente esa información y cuenta que no firmaron ningún papel que especifique que estaban asegurados a la hora de la travesía.

 

Comentarios