La Rioja

Su marido habría matado a su bebé, ella se vino a San Juan y ahora piden que se la investigue

Este lunes hubo una marcha en la que reclamaron justicia y pidieron que se detenga a la madre del bebé que viajó a San Juan para vivir. El bebé fue asesinado a golpes.
miércoles, 03 de febrero de 2016 12:00
miércoles, 03 de febrero de 2016 12:00
El caso conmociona a la comunidad de La Rioja. Un bebé de poco más de un año fue brutalmente asesinado y el autor sería su padre quien tenía antecedentes de violencia de género y restricción para acercarse a su mujer. De igual manera convivió con ellos y el 23 de enero habría sido autor del horrendo crimen. Él quedó detenido y ella ahora es señalada por la familia del niño como encubridora. Por eso el lunes hicieron una marcha pidiendo que la justicia la investigue bajo la carátula de encubrimiento.

Según reprodujeron los medios de la vecina provincia, la autopsia determinó que el niño murió "por paro cardiorespiratorio por un traumatismo severo de cráneo en la zona posterior con hematoma subdural”.

El portal Rioja Virtual informó que el padre del pequeño, que ya había quedado detenido en la madrugada del sábado, ahora quedó preso por orden del juez de Chepes, doctor David Luna, acusado de la supuesta autopsia del delito de "homicidio calificado por el vínculo”. Se trata de Darío Jesús Fernández (27), del barrio Difunta Correa.

La terrible tragedia se desató en la madrugada del sábado, cuando alrededor de las 1.00, Darío Jesús Fernández (27) y Verónica Gelvez Robledo (21), ambos del barrio Difunta Correa, de la localidad de Portezuelo, en el departamento Facundo Quiroga, llegaron al hospital distrital con el pequeño ya sin vida. Los médicos calificaron como "muerte dudosa” el fallecimiento del pequeño, y llamaron a la Policía en forma inmediata.

El magistrado recordó que el padre tenía una "exclusión y restricción” para acercarse a la madre y al bebé, luego de la señora lo denunció por golpearla en forma asidua. Se constató que la mujer lo convocó de nuevo a su hogar, pero ninguno se acercó a la Policía para levantar la denuncia.

La madre del pequeño fue identificada como Verónica Gelvez Robledo (21). La mujer confesó que los trágicos y horrendos minutos previos al fallecimiento del pequeño, de acuerdo a fuentes policiales altamente confiables.

Esas fuentes dijeron que la fue citada para declarar y "solamente lloraba, hasta que en un momento le dijimos: el juez va a ordenar la autopsia y allí va a saltar lo que le hicieron al pequeño”. Al parecer este terminó por quebrar la resistencia de la mujer que, finalmente confesó. La dolida mujer entre llantos y lágrimas les habría contado a los investigadores que todo comenzó cuando "el pequeño empezó a llorar y eso le habría molestado al hombre”.

Al parecer y de acuerdo al relato que la mujer le habría efectuado a los investigadores de la Policía, destacados en Portezuelo, "en un momento Darío Jesús Fernández lo agarró y comenzó a samarrearlo, la cabecita se le iba para atras y yo le dije que lo dejara, pero no me llevó el apunte”.

Más adelante en el relato que supuestamente la madre le hizo a los investigadores policiales, contó que "en un momento dejó de samarrearlo y lo tiró sobre la cama, con tanta mala suerte que con la nuca fue y pegó en el filo de la cama de una plaza que tenemos al lado de la cama de dos plazas”.

Federico Molina, tio del bebe dijo que el principal acusado de la muerte tenia una orden de restricción para no acercarse a su mujer. "Muchas veces pasa que la denunciante lo permite, deja entrar a la persona a la casa, ponemos atención en estos casos”, manifestó.

Según publicó Radio Fenix de La Rioja, este lunes se realizó una marcha para pedir justicia por el asesinato del pequeño y solicitaron que se llame a la madre, que luego del hecho se fue a San Juan, para que se determine si actuó encubriendo lo que pasó, o no. 
 
En este sentido, manifestó que hay testigos que la mujer en un primer momento declaró que el bebé se había caído, y que llegó cuando el chico ya había muerto al hospital. También se cree que lo habría bañado antes de llevarlo al hospital ya fallecido, a donde llegó sin manchas de sangre y con la ropa limpia. Además pidió que se proteja a sus otros sobrinos, que están a cargo de la mujer, porque consideran que ella es violenta con los niños.

 

Comentarios