Judicial

Caso Yutiel: Procesaron por Homicidio agravado con alevosía a los hermanos Flores

Los hermanos Flores, que en la noche del 8 de mayo quedaron a cargo del cuidado del bebé de 15 meses brutalmente asesinado, fueron procesados este miércoles por Homicidio. La madre del nene fue procesada por lesiones graves ya que le propició mordiscos.
miércoles, 03 de septiembre de 2014 16:00
miércoles, 03 de septiembre de 2014 16:00

Este miércoles los hermanos Flores de 26 y 17 años fueron procesados por su responsabilidad penal y bajo la caratula de Homicidio Agravado con Alevosía con respecto a la muerte del pequeño Yutiel Castro de un año y medio. El niño murió desangrado producto de los golpes recibidos que le desgarraron el hígado y otras partes del cuerpo.

Por su parte, Johana Castro, la mamá del bebé, fue procesada por Lesiones graves, delito que es excarcelable. 

Ante este escenario, la mujer dialogó con Canal 5 Telesol y aseguró que "Se solucionó el problema". "Ellos lo mataron. Fue una criatura que no se pudo defender. Ellos se drogaban", señaló la mujer.

Luego expresó: "quiero que la paguen, como la tienen que pagar porque yo de esto no me voy a olvidar. Van a ser cuatro meses que no lo tengo a mi bebé. Lamentablemente nadie me devuelve a mi hijo".

El caso
Brutal. Así fue el golpe que recibió el pequeño Alejandro Yutiel Castro de 15 meses en su casa de Villa del Carril en Capital. El pequeño, que esa noche habría quedado al cuidado de los hermanos Flores, murió tras recibir una agresión a puños que le desgarró el hígado y le produjo lesiones graves en su sistema digestivo.

Así lo indicó el resultado preliminar de la autopsia que señaló que el niño murió desangrado por una hemorragia interna y que presentaba varios hematomas en los que se marcaban los nudillos de los huesos de la mano lo que indicaba que había habido golpe de puños. Además tenía fracturada la cadera y un hueso del brazo. A eso se le suma que el niño presentaba un alto grado de desnutrición.

El caso fue noticia el jueves 8 de mayo a la mañana cuando la madre llegó en remis hasta el Hospital Rawson con su hijo en brazos ya muerto. El niño, que en el móvil había vomitado coágulos de sangre, ingresó al nosocomio a las 8.50 y los médicos que lo atendieron advirtieron que había recibido fuertes golpes. Por ello hicieron la denuncia y la mujer fue detenida en el mismo hospital. 

Según ella declaró, esa noche salió a trabajar (ejercía la prostitución) y le habría dejado el menor a cargo de su pareja de 17 años y el hermano de él de 26. En la casa también vivía la novia de este último pero estaba internada porque había perdido un embarazo. Además habían dos niños más que fueron reubicados en otros familiares para cuidarlos.

Comentarios