En una riña

Asesinaron a puñaladas a un sanjuanino de 22 años en Mendoza

Se trata de Ángel Agüero, un joven padre de cuatro hijos, que murió el domingo a la mañana a raíz de las heridas cortantes en la zona del cuello y las orejas. Según contó su primo Matías Agüero a Diario La Provincia, los autores ya estarían detenidos.
miércoles, 20 de agosto de 2014 00:23
miércoles, 20 de agosto de 2014 00:23

Sucedió el domingo a la mañana. Un sanjuanino de 22 años, que desde hace tiempo reside en Mendoza, fue asesinado a sangre fría en el barrio 31 de Mayo, ubicado en el complejo La Favorita. Se trata de Ángel Agüero, un joven padre de cuatro hijos, que murió a raíz de las heridas cortantes en la zona del cuello y las orejas.

Según indicó el Ministerio de Seguridad de Mendoza, a la prensa de aquella provincia, el joven habría estado con otras tres personas en el cruce de calle José Hernández y Acceso 3. Una discusión habría generado la gresca violenta que desencadenó los numerosos golpes de los agresores al sanjuanino.

Por esto, inmediatamente fue subido a un vehículo particular y llevado al Centro de Salud ubicado en el barrio La Favorita, donde el médico de guardia constató su muerte.  

De acuerdo a lo que contó su primo Matías Agüero a Diario La Provincia, Ángel nació en San Juan y cuando era muy chico se fue a vivir a Mendoza con sus padres. "Su padre se separó de su madre cuando él tenía aproximádamente 10 años pero siempre existió el contacto. Antes él había pasado por un mal momento al recibir siete balazos y se había salvado de milagro. Esta vez lo mataron pero demos gracias que ya están presos esos asesinos", señaló Matías.
 
El martes la policía de Mendoza detuvo a dos hermanos que estarían señalados como los asesinos del joven. Según señala diario Los Andes, los detenidos tenían en su poder un arma de fuego tipo "tumbera” y llegaron a ellos tras una serie de allanamientos. Con la orden de allanamiento en mano, los pesquisas irrumpieron en una vivienda ubicada en el Pasaje Oeste de la misma barriada donde ocurrió el crimen. Allí encontraron y secuestraron dos tubos de caño, uno de ellos con aguja percutora, tipo "tumbera” (arma de fuego de fabricación casera) y una bolsa que contenía prendas con manchas de sangre.

Tras el hallazgo, fueron arrestados dos hermanos mayores de edad, cuyas identidades no trascendieron, que fueron trasladados a los calabozos de la Comisaría Sexta para determinar la participación que tuvieron en el hecho que investiga la Oficina Fiscal 2 de la Ciudad de Mendoza.

Según trascendió, restaría dar con un tercer sospechoso que habría participado en el hecho.

 

Comentarios