Declaración

Alejandra Ríos sobre Oris: "Te voy a buscar y te voy a matar, era la frase que él siempre tenía"

Alejandra Rios, la mamá de Camila Brusotti, rompió el silencio y dialogó con la prensa local. La mujer señaló a su pareja, único detenido por la brutal golpiza de la pequeña de ocho años, como un hombre violento que varias veces la amenazó de muerte.
jueves, 10 de abril de 2014 21:27
jueves, 10 de abril de 2014 21:27

Alejandra Ríos, la madre de la pequeña Camila Brusotti que el año pasado sufrió una brutal golpiza, rompió el silencio y confesó que la relación que la unía con Pedro Oris (él único detenido por la causa) era al principio tranquila pero luego se tornó de extrema violencia, al límite que varias veces trató él de pegarle. 

"Cuando comencé la relación con Oris, él se empezó a alejar de mi familia, siempre teníamos que ir a su familia o siempre andar solos. Tuvo conflictos con mi mamá y le quiso pegar a mi papá en una discusión. En Alto de Sierra tuvo una discusión muy fuerte con mi mamá allá en julio, que fue la última vez que la pude ver porque querían ver a Camila y él no las dejaba", explicó Alejandra en Radio Sarmiento.
 
Pero los hechos de violencia habrían comenzado a suscitarse antes de vivir en Alto de Sierra. En realidad los primeros signos se habría sucedido en un departamento que alquilaban en Rivadavia.
Un fin de semana, él le habría propiciado una fuerte golpiza que provocó el temor de ella por su vida. "Ante esta golpiza estaba desorientaba y le dije que me llevara al hospital porque me sentía mal y me dijo que no me iba a llevar a ningún lado porque podía caer preso. Nadie iba a creer que me habían robado y él iba a caer preso por eso. No me llevó y me dejó encerrada en el departamento. Se mostró preocupado por mi salud como hace todo tipo de persona violenta en un caso como éste y luego trató de recomponer todo con cosas materiales. Yo me quedé paralizada porque nunca esperé esta actitud de él", recordó Alejandra quien confesó que "no conocía su prontuario".
 
Pedro Oris estuvo casado legalmente con una mujer y juntado con otra. De ambas relaciones tuvo hijos y tiene denuncias por agresiones hacia ambas mujeres, una de las cuales está abierta. En este escenario, Alejandra aseguró que se enteró de todo esto recién en octubre del año pasado cuando sucedió todo lo de Camila.
 
"Recién lo conozco cuando Camila estaba al borde de la muerte en el Cimyn. Sabía que había estado casado legalmente y que había tenido otra pareja con cuatro hijos. Pero él decía que ellas estaban locas", comentó.
 
La relación violenta entre ambos comenzó a acrecentarse cuando se cambian de casa por problemas económicos y dejan el departamento que alquilaban.
 
"Cuando él se queda sin trabajo, no teníamos como pagar el alquiler y recurrir a mi familia no podía. Él me obligaba que le cerrara la puerta a mi familia y ellos estaban enojados conmigo de manera justa. Mi familia siempre me preguntaba cuando me veían golpeada, qué me pasaba y yo les decía que me había caído en el baño, siempre justificando. Él siempre cuando ibamos a la casa de mi familia no me dejaba sola, siempre controlaba todo", señaló Ríos quien destacó que el control habría llegado hasta el hecho de revisarle los mensajes de texto en el celular y el registro de llamadas, además le usaba la tarjeta de débito.
 
Con respecto a la forma de violencia que él ejercía, la mujer señaló que varias veces trató de pegarle a su hija y ella se interpuso. "Entonces él quitaba su odio conmigo, me pegaba y me hacía quitar el aire hasta desmayarme. Una vez me desmayé, escuché cada vez más lejos, empecé a ver todo negro hasta que me perdí. Me pegaba con los puños y me apuntaba con el arma a la cabeza. Tenía un revolver y una escopeta que era de su papá. Él siempre estaba armado. Cuando iba al alto llevaba su escopeta al hombro y el revolver a la cintura. Él decía que tenía que ir armado porque había una villa cerca y se tenía que defender", explicó.
 
La mujer recordó que una vez discutió con Oris por una contradicción entre las palabras de ella y su hija frente a él. Eso habría valido que él sacara el arma y las amenazara. "Él dijo 'se callan, quién miente acá' y sacó el arma y la puso en la cien de Camila primero y después a mi. Me dijo a 'quien mato primero,a tu hija o a vos. Porque si las mato se me acaban los problemas'. Entonces yo me arrodillé y le suplicaba que nos dejara ir, que por qué nos tenía ahí. Entonces me decía 'a dónde te vas a ir, vos crees que alguien las va a recibir'. Y yo le decía que no importa, que Camila tiene un lugar, que su papá la iba a recibir.Y a mi si no me querían recibir no importaba", relató con la voz entrecortada y dijo que él la amenzó: "me dijo que de ahí no nos ibamos a ir. 'Vos sabes que las voy a matar y tengo balas que tienen nombre".
 
La mujer subrayó que en varias oportunidades él le habría dicho que si se separaban la iba a buscar y la iba a matar: "Te voy a buscar y te voy a matar, era la frase que él siempre tenía".
  
Sobre la relación con la familia de él, ella destacó que nunca tuvo una discusión, siempre hubo una buena relación con la madre y las hermanas de él.
 

Comentarios

Otras Noticias