Por amenazas de muerte

Secuestraron un celular en la celda donde está el reo que amenazó al juez Rago Gallo

El Fiscal Federal, Francisco Maldonado informó que este lunes a la siesta se hizo una requisa en la celda donde está alojado Diego Bedini y se encontró en el lugar un celular que fue secuestrado para ser analizado.
martes, 30 de diciembre de 2014 10:25
martes, 30 de diciembre de 2014 10:25

Este lunes a la siesta y después de que trascendiera el mensaje que escribió desde la cárcel Diego Marcos Bedini en su cuenta personal de facebook, la justicia dispuso una requisa en los pabellones donde él se desenvuelve.

En la ocasión se encontró un celular que sería desde donde salió el mensaje que quedó plasmado en facebook y en el que se amenaza al juez Rago Gallo de muerte. Así lo aseguró el Fiscal Federal, Francisco Maldonado, quien indicó que se hizo un allanamiento  positivo.

"Ayer el juez hizo la denuncia correspondiente a la fiscalía por el contenido de los mensajes. Es requerido un allanamiento por coacción agravada y se realizó en el servicio penitencial en horas de la siesta. Éste arrojó resultados positivos y ahora faltarán los análisis técnicos correspondientes. Se secuestró un celular y habrá que ver el registro de la memoria del mismo para ver si de ahí salió la coacción al juez Rago Gallo", explicó el fiscal en Radio La Red.

Diego Marcos Bedino se encuentra preso en el penal de Chimas, procesado por la venta de droga en banda de acuerdo a lo dictado por el juez Miguel Ángel Gálvez, quien subrogó el Juzgado Federal N°2, a cargo de Leopoldo Rago Gallo. Esto fue producto de una intensa investigación que llevó ocho meses y que aún no termina. Ésta incluyó desde escuchas telefónicas hasta el uso de cámaras ocultas para poder detener a los dos cabecillas y los otros seis implicados, entre los que hay varios barrabravas. 

En este escenario, Bedini se mostró ofuscado por su situación y aseguró que es "preso político". Lo hizo a través de la red social Facebook por donde no sólo aseguró que es inocente sino fue más allá: amenazó de muerte al mismo juez Rago Gallo.

"Rago Gallo y la concha de tu madre. No me pasa más porque cuando salga te mato por haberme hecho un rehén político. Más no tengo miedo de matar a un juez", subrayó el hombre en la red social.

En este escenario se investiga la presunta comisión del delito de coacción que se debe encuadrar como agravada porque la víctima es un miembro de la función público y que es relativo al cumplimiento de su función. El hecho prevee de cinco a diez años.

 

Comentarios