Un interno y una guardiacárcel

Una historia de amor entre rejas que termina con un sumario

La pareja pautaba salidas los fines de semana. Él se escapaba por los techos de la cárcel de Chimbas y ella lo esperaba en el auto para consumar el amor. Ahora hay un sumario interno en contra de la mujer.
viernes, 28 de junio de 2013 11:55
viernes, 28 de junio de 2013 11:55

Parece  una historia de película. Pero es real. Un preso y una guardiacárcel se conocieron en el penal de Chimbas y pautaban salidas que no estaban permitidas. El hecho quedó al descubierto cuando el preso no fue identificado en su habitación por los efectivos el pasado domingo 16 de junio y fue informado como prófugo.

Según señaló Radio Sarmiento, al darse cuenta de la ausencia, recorrieron el interior del penal y un interno señaló que esto ocurría todos los fines de semana pero que "no había que preocuparse porque llegaba a la madrugada después de pasar la noche con su amante". Así fue como los penitenciarios esperaron que asomara el sol, y cuando esto comenzaba a ocurrir identificaron a una persona caminando por el patio de la cárcel. Al preguntarle los datos los efectivos identificaron que era ese preso que había salido y había regresado de forma voluntaria.

La zona donde se encontraba el preso se denomina La Granja porque es un pabellón que no es de máxima seguridad sino que es de preconfianza. Allí los internos tienen habitaciones, no celdas, en las que pueden moverse con comodidad.

El detenido, cuyo apellido trascendió que era Alvarado, llegó hasta esta forma de detención gracias a que la jueza Margarita Camus había establecido para el interno un pabellón de Preconfianza, por su buena conducta.

En el servicio penitenciario se está investigando internamente la posibilidad de que este interno se haya fugado más de una vez. Por lo que se especula, el hombre esperaba que se hiciera el último recorrido de seguridad y se fugaba para regresar a las dos o tres de la mañana.

El hombre, que es casado, salía a la medianoche después de que se hiciera el último recorrido de identificación. Una vez afuera se encontraba con una guardiacárcel.

A partir de este hecho, se secuestró el teléfono de la guardiacárcel para investigar y hay un sumario interno para esa mujer.
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios