Esta mañana

Se realizó la inspección ocular en el hotel donde mataron a Vega

Este miércoles se realizó la inspección a cargo de los jueces que intervienen en el juicio junto con la querella, la defensa y el fiscal sin Pedro Zamora.
miércoles, 04 de diciembre de 2013 10:54
miércoles, 04 de diciembre de 2013 10:54
Este miércoles comenzó la inspección ocular en el hotel donde murió el policía y transformista Mario Vega. Promediando las 10.30, los jueces que interviene en el juicio junto con la querella, la defensa y el fiscal recorrieron el ingreso a la habitación N°2 del hotel y luego ingresaron a ésta para hacer los estudios.

La inspección se realiza en la segunda jornada del Juicio Oral y Público contra Pedro Renzo Zamora, el único detenido e imputado por la muerte del oficial. El hombre fue asesinado en un hotel alojamiento de Chimbas víctima de once puñaladas, una de las cuales fue en la vena aorta provocándole el desangre.
 
"Hemos ido hasta el lugar donde el personal habilita la salida para ver cómo era todo. Como este muchacho dijo que tenía que pagar un recargo por las manchas de sangre vimos cómo era la ventanilla donde tenía que pagar. Tiene una puerta de rejas donde se paga y se va", señaló el juez Conte Grand.
 
Por otro lado, señaló que uno de los dueños acompañó al personal en todo momento y dijo que las habitaciones 12 y 14 no se habían tocado. "El muchacho presentó distintas declaraciones porque no se acordaba el número de la habitación... por eso fuimos a ver las otras dos pero hay habitaciones que son modestasy otras más grandes", finalizó antes de irse a la costanera de Chimbas.
 
Lo leído en la primera jormada 
El juicio comenzó el martes en la sala III de Tribunales. Zamora está acusado de homicidio agravado con alevosía. El relato leído al comienzo del juicio indicó que a las 22.40 Vega finalizó su jornada laboral en la comisaría 24 y se dirigió en su Fiat 1 a Chimbas para encontrarse con Zamora.

Ambos ingresaron al hotel alojamiento y el conserje le asignó la habitación 2. "Zamora se despojó de su prenda de vestir y lo dejó al lado derecho... Vega hizo lo mismo y se acostó del lado izquierdo. iniciando el libido amoroso... Vega comenzó a practicar el sexo oral a Zamora sin lograr relación esperada, reclamando que accediera a ser penetrado insinuando que para eso le pegaba. Zamora se negó al reclamo sabiendo que era portador del virus HIV", expresaron en la lectura de la primera reconstrucción de cómo fue aquel fatídico día.

El texto indica que cuando Zamora supo de esta enfermedad se vio exaltado y Vega reaccionó de inmediato: "saltó sobre el cuerpo de Zamora, le colocó el antebrazo derecho sobre su cuello y con su mano hábil que era la izquierda extrajo su arma reglamentaria de la pistolera y se la colocó en la cabeza... se creó una situación tensa entre ambos, razón que Zamora tomó el arma blanca que había en su ropa y de manera salvaje le propició once puñaladas en total en la zona izquierda, en una le produjo el daño en la arteria aorta".

El escrito leído fue formado primeramente con las testimoniales tomadas en el 2012 que incluyen desde las declaraciones de amigos, compañeros de trabajo, familiares y empleados del hotel hasta las propias palabras que Zamora vertió el año pasado ante el juez de primera instancia. 

Comentarios