Dolor

Emotivo adiós de un colega al periodista mendocino que murió en San Juan

Tito Barredo, compañero del programa Especial Motor que conducía Gabriel García Moyano, dedicó unas sentidas palabras a su amigo. 'Siento un dolor tan grande que no encuentro palabras', escribió.
jueves, 26 de diciembre de 2013 16:43
jueves, 26 de diciembre de 2013 16:43
Después del trágico accidente en Pocito en el que perdió la vida el periodista deportivo Gabriel García Moyano, su esposa y su hijo, las muestras de cariño y el recuerdo hacia ellos no cesó en Mendoza.
 
Uno de los compañeros de trabajo de Gabriel del programa Especial Motor, decidió despedirlo con una emotiva carta que publicó el diario Los Andes. Este es el texto completo que escribió Tito Barredo: 
 
"Por esas cosas de la vida me tocó compartir muchas jornadas con Gabriel García Moyano, "Chupete” para sus amigos. 

Transitamos juntos cubriendo el Zonal Cuyano y categorías nacionales para el suplemento El Sol Motor y para la TV con Especial Motor. Un tipo joven, amante del deporte, no solo del automovilismo sino también del fútbol. Este era su diversión y los fierros su trabajo.
 
Practicó desde muy joven el fútbol, de hecho hizo las inferiores en Gimnasia y Esgrima y llegó a jugar en la primera del Lobo del Parque. Luego vino la etapa del fútbol "chico” en el Jockey Club, donde integraba el plantel como arquero -su puesto habitual- y pronto se convirtió en referente de los más jóvenes. Con el automovilismo arrancó con El Sol Motor y fue en esa etapa cuando nos conocimos y comenzamos a trabajar juntos.
 
Era un periodista joven, lleno de ideas nuevas, y tuve la suerte de compartir la realización de algunas de ellas. Quiso hacer un especial de TV y fue con todo tras ese objetivo. Tal era su personalidad que pronto andaba por los circuitos con los camarógrafos y Especial Motor se convirtió en una referencia dominical. 

Su trabajo era apreciado por los pilotos y también por las autoridades, que muchas veces recurrieron a sus filmaciones para dilucidar situaciones propias del mundo de los fierros. Pero Gabriel y su esposa Fernanda, productora del programa, también le  dieron espacio al karting, especialidad de los más chicos que constituye la natural escuela de pilotos. 

El destino en su mueca más cruel se lo llevo en la víspera de Navidad junto a su esposa y su hijo. 

A nosotros, sus colegas y amigos, nos queda la tristeza más profunda y un vacío que nunca podremos llegar a cubrir. 

Particularmente por todo lo que compartimos con la familia, dentro y fuera del trabajo, siento un dolor tan grande  que no encuentro palabras. Chau Gabriel, siempre estarás con nosotros". 

Comentarios