Declaración

Según Luna "hay tres testigos que dan fe" de que no fue gatillo fácil el asesinato en el Barrio Teresa de Calcuta

El comisario aseguró que no se trató de un caso de gatillo fácil y que se está tratando de determinar qué pasó. Por ahora el policía que usó el arma está detenido y el que manejaba la movilidad quedó demorado a la espera de la actuación del Tercer Juzgado de Instrucción.
lunes, 02 de diciembre de 2013 10:01
lunes, 02 de diciembre de 2013 10:01
En la mañana de este lunes, el jefe de policía Orlando Luna brindó una conferencia de prensa para dar detalles de lo que fue la gresca que se produjo ayer en el interior del Barrio Teresa de Calcuta y que terminó con un joven de 19 años muerto producto de una herida de arma de fuego.
 
Según lo explicado por el comisario, todo comenzó este domingo alrededor de las 13.30 cuando personal policial de la Unidad Operativa Calcuta se encontraba patrullando la zona en moto. En el lugar una mujer los llamó y le dijo que en un sector de la manzana P había una gresca vecinal. Cuando llegan hasta ahí observaron que había un enfrentamiento e intervienen.
 
"Las personas femeninas se estaban agrediendo con un cuchillo y otros masculinos a golpe de puño. Intervinieron para disuadir la situación. En uno de esos enfrentamientos, un policía es golpeado y se le sustrae el arma 9 milímetros. Luego sale corriendo del lugar y el policía que vio todo salió en persecusión. A metros del lugar se dio un desenlace que no gusta a nadie. Se le recupera el arma pero cuando es trasladado al hospital fallece. Es el policía quien realizó el disparo con una escopeta Ithaca", confesó Luna.
 
El jefe de policía agregó que "anoche ya habían tres testigos de los hechos ocurridos que daban fe de que habían ocurrido como decímos". El oficial que disparó es Marcelo Tobar y pertenece a la unidad operativa Teresa de Clacuta. Está detenido en la Central a la espera de lo que disponga el Tercer Juzgado de Instrucción a cargo del doctor Adárvez.

Finalmente, Luna señaló que "el arma debe ser ocupada en casos extremos" y que hay que esperar las pericias para saber cual fue el proyectil que le provocó la muerte al joven Andrés Hidalgo. 
 
El hecho se desarrolló ayer y el enfrentamiento entre los vecinos y la policía duró hasta altas horas de la tarde con una amenaza de quema del puesto policial ubicado en el corazón de la plaza del barrio. Esta madrugada, los mismos vecinos quemaron la habitación de una de las vecinas involucradas en la gresca.

Comentarios